Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa viajará este miércoles a Corea del Sur donde pedirá por la paz y la reconciliación entre las dos Coreas

El Papa Francisco viajará este miércoles a Corea del Sur donde pronunciará un mensaje a favor de la paz y la reconciliación entre las dos Coreas y se reunirá con las víctimas del naufragio ocurrido el pasado 16 de abril en el que murieron decenas de personas. Será su tercer viaje internacional.
El avión oficial del Papa Francisco despegará este miércoles del aeropuerto de Roma Fiumicino y está previsto que llegue a Seúl, capital de Corea de Sur, a las 10,30 horas (hora local) del día siguiente por la diferencia horaria.
Hasta llegar a Seúl, el Pontífice recorrerá 8.970 kilómetros. Durante los cinco días que durará la visita asiática, el Papa pronunciará, al menos, 17 discursos, 4 homilías y un saludo después del rezo del ángelus.
El programa del Pontífice incluye una reunión con familiares de las más de 300 víctimas del naufragio del pasado 16 de abril en el suroeste de Corea del Sur. Además, según informó el Vaticano está previsto que se celebre una misa en la catedral de Seúl en la que el Papa pronunciará un mensaje a favor de la paz y la reconciliación entre las dos Coreas.
El Papa, que regresará el día 18 al Vaticano participará en la VI Jornada de la Juventud asiática en la ciudad de Daejeon. Francisco se convertirá en el segundo pontífice que visita el país asiático después de Juan Pablo II, que viajó en 1984 y en 1989. A su llegada, el Papa será recibido por la presidenta surcoreana, Park Geun-hye y rendirá homenaje a los mártires cristianos del siglo XIX al visitar el santuario de Solmoe, donde nació el cristianismo coreano.
También beatificará al laico coreano Paul Yun Ji-chung y a sus 123 compañeros, asesinados entre 1791 y 1888 por ser reaccionarios al confucionismo. Además durante su primera visita como pontífice al continente asiático, se trasladará a la localidad de Kkottongnae, en la zona central, para visitar un centro de asistencia a personas pobres.