Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa Francisco canoniza al jesuita José de Anchieta y reconoce las virtudes heroicas de otros tres españoles

El Papa Francisco ha firmado este jueves el decreto por el que se procede a la canonización del jesuita José de Anchieta y los decretos que reconocen "las virtudes heroicas" de la religiosa clarisa soriana Sor Clara de la Concepción, del laico profeso de la Orden de San Agustín Sebastián Elorza Arizmendi y del obispo de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos, Francisco Simón Ródenas.
En honor del jesuita José de Anchieta, todas las iglesias de la Diócesis de Navarra han hecho un repique de campanas y una ofrenda en la Casa Anchieta y en la estatua que preside la entrada a La Laguna, su ciudad natal, según ha informado el Obispado.
El Vaticano ha destacado que José de Anchieta puso de relieve su apostolado en tierra brasileña, donde fue conocido como el 'apóstol de Brasil' y ha puesto de relieve su devoción mariana y su fuerza sobrehumana, especialmente al defender a los indígenas contra las "injusticias" de los colonizadores.
El obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, ha acogido con "emoción" el nombramiento y ha agradecido al Papa Francisco el reconocimiento de santificar al Padre Anchieta.
José de Anchieta nació en La Laguna en marzo de 1534. Hijo de un escribano vasco y una lagunera, a los 14 años viajó a Coimbra (Portugal) para estudiar en la Facultad de Letras, y de allí se trasladó a Brasil, donde es muy querido por su defensa de los derechos de los indígenas.
El 24 de abril, a las 18.00 horas, el Papa Francisco presidirá una Misa de Acción de Gracias en honor al nuevo santo en la iglesia de San Ignacio, en Roma, jornada en la que estará presente una delegación religiosa de unas 30 personas encabezada por los dos obispos del archipiélago.
Por otra parte, sobre el decreto por el que se reconocen las virtudes heroicas de la religiosa clarisa soriana Sor Clara de la Concepción, la diócesis de Osma-Soria, lo ha calificado como "un paso decisivo" en el camino hacia la beatificación, si bien para que sea así hace falta un milagro reconocido por la Santa Sede y atribuido a la intercesión de Sor Clara que, en estos momentos, está siendo estudiado en Roma.
Al conocer la noticia, el obispo de Osma-Soria, Gerardo Melgar Viciosa, ha afirmado que "a este paso le seguirán otros como son el reconocimiento del milagro como auténtico por parte de las comisiones de médicos, teólogos y cardenales, y el reconocimiento y la firma del decreto de beatificación por parte del Papa".
También en el monasterio de Hermanas Clarisas de Soria la noticia ha sido recibida con "una enorme alegría" y su abadesa, Sor Ignacia María, ha afirmado que "hoy es un día muy grande para todas". Según ha recordado, "muchas de las hermanas mayores conocieron personalmente a la madre Clara y el recuerdo que tienen de ella es el de haber vivido con una santa".