Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa Francisco advierte de que el bautismo no es "un simple rito" sino que afecta en profundidad a la existencia

El Papa Francisco ha advertido este miércoles de que el bautismo no es "un simple rito" sino que afecta en profundidad a la existencia, durante la audiencia general de este miércoles, que reanuda tras las pausas navideñas.
"El bautismo es el sacramento sobre el que se fundamenta nuestra fe y nos hace miembros vivos de Cristo y de su Iglesia. No es un simple rito o un hecho formal, es un acto que afecta en profundidad la existencia", ha explicado el Pontífice, que ha adelantado que dedicará una serie de catequesis a los sacramentos.
Francisco ha señalado que por el bautismo el hombre se sumerge "en la fuente inagotable de vida, que proviene de la muerte de Jesús. "Así podemos vivir una vida nueva, de comunión con Dios y con los hermanos", ha añadido. En este sentido, ha señalado que "no es lo mismo un niño bautizado, que uno que no lo está" porque "el bautismo ayuda a reconocer rostro del señor en los necesitados y ayuda a perdonar".
Ante miles de fieles congregados en la Plaza de San Pedro, el Papa ha preguntado cuántos de ellos saben qué día han sido bautizados y ha precisado que el riesgo de no saberlo "es perder la memoria del regalo recibido". Por eso, considera necesario "despertar la memoria del bautismo. En este punto, ha recalcado que se trata de una "fecha muy feliz" y que no se trata de "un simple rito o un hecho formal" sino que es "un acto que afecta en profundidad la existencia".
El Pontífice ha puesto 'deberes' a los fieles a los que ha pedido buscar el día exacto en que han recibido el primero de los sacramentos cristianos, al tiempo que ha subrayado que "nadie se puede bautizar pos sí solo", que el bautizo requiere de una tercera persona que lo dé. "Es una cadena de gracia, un acto de fraternidad", ha agregado el Papa.
"Aunque muchos no tenemos el mínimo recuerdo de la celebración de este sacramento, estamos llamados a vivir cada día aspirando a la vocación que en él recibimos", ha insistido. Por ello, ha invitado a acoger cada día la gracia del bautismo para hacerlo fructificar y ser cada vez más "signos del amor de Dios para todos".