Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa Francisco dice que le "horroriza" el aborto que califica como "un delito contra la humanidad"

El Papa Francisco se ha reunido este lunes con los representantes de los distintos países que mantienen relaciones diplomáticas con la Santa Sede, durante un encuentro en el que, además de referirse a los conflictos en Oriente Próximo, la necesidad de invertir en los jóvenes y criticar el "drama" de la inmigración, ha asegurado que "le despierta horror que haya niños que jamás podrán ver la luz, víctimas del aborto".
A su juicio, estos niños, junto con otros que son utilizados como soldados, violentados, asesinados en las guerras o convertidos en objetos de mercado en una "tremenda forma de esclavitud moderna que es la trata de seres humanos, son "ejemplos humanos" de la cultura del descarte que atenta contra la paz y la dignidad del ser humano. "Es un delito contra la humanidad", ha subrayado.
"Tampoco pueden dejarnos indiferentes quienes sufren el hambre, si pensamos en la cantidad de comida que es desperdiciada cada día en algunas partes del mundo. No solo se descartan la comida o los objetos sino también los seres humanos", ha lamentado.
FIN DEL CONFLICTO SIRIO
Por otra parte, se ha mostrado esperanzado y deseoso de que la guerra en Siria pueda terminar este año, especialmente tras el recrudecimiento del conflicto, así como de que la próxima conferencia de 'Ginebra II', que se celebrará este mes de enero, selle el inicio de la pacificación.
Del mismo modo, se ha mostrado preocupado por las tensiones que afectan a otros países de la región, entre los que ha nombrado a Irak y Egipto, las negociaciones entre Palestina e Israel y a las "dificultades políticas" de el Líbano, así como en otros países del mundo.
"La vía para resolver las problemáticas abiertas -ha indicado-- debe ser la de la diplomacia y el diálogo; la vía maestra señalada por Benedicto XVI de hacer valer la 'fuerza moral del Derecho' sobre la 'material' de las armas".
En el encuentro con los diplomáticos ante la Santa Sede, el Pontífice ha llamado la atención también sobre el "drama de las multitudes forzadas a huir de la pobreza, de la violencia o de los abusos, especialmente en el cuerno de África y en la región de los grandes lagos.
En este sentido, ha asegurado "tener muy viva en la memoria" la visita que realizó el año pasado a Lampedusa y ha criticado que exista una "indiferencia generalizada" hacia tragedias similares. "Es un síntoma dramático de la pérdida de la responsabilidad fraterna en el que se basa la sociedad civil", ha declarado.
Aún así, ha indicado que "ha constatado la acogida y la dedicación de tantas personas" hacia los inmigrantes y ha deseado que el pueblo italiano "renueve su encomiable empeño de solidaridad hacia los más débiles e indefensos".
RECURSOS MATERIALES
Francisco ha acudido también a la necesidad de asumir el "sentido de fraternidad" en el respeto a los recursos naturales, "aún cuando la naturaleza está a disposición del hombre".
"A menudo no se respeta la naturaleza y no se considera como un don del que hay que tener cuidado y utilizarla al servicio de los hermanos y de las generaciones futuras", ha denunciado. "Dios perdona siempre, el hombre perdona a veces, pero la creación no perdona nunca cuando ha sido maltratada", en referencia a las víctimas que el tifón Haiyan dejó a su paso por filipinas el pasado mes de noviembre.
El Pontífice, se ha declarado "feliz" de saludar a los diplomáticos ante la Santa Sede, así como por el aumento de la presencia del Vaticano en el ámbito internacional, con nuevos acuerdos en Hungría, Cabo Verde y el Chad y la apertura de relaciones diplomáticas con Sudán del Sur; y su entrada como Estado Observador extra-regional en África Occidental y Centroamérica.
Su discurso se ha centrado en una petición de paz para el mundo (de la que el aborto, el drama de la inmigración y el hambre, entre otros fenómenos, son una violación), para la que ha traído a colación el mensaje para la Jornada Mundial de la Paz de 2013, cuyo tema era 'La fraternidad como vía y fundamento para la Paz', y en el que se indicaba que la paz "se aprende solo en el seno de la familia".
"La familia está llamada a contagiar al mundo con su amor -ha insistido Francisco-- y a contribuir en la maduración del espíritu de servicio y de generosidad que construye la paz".
Por ello, ha pedido a los países que desarrollen "políticas apropiadas que sostengan, favorezcan y consoliden la familia" e, igualmente, ha reclamado un esfuerzo de inversión en los jóvenes "para impulsar iniciativas que les ayuden a encontrar trabajo y a poder fundar un hogar".
"¡Qué no se apague su entusiasmo!", ha pedido el pontífice, que ha asegurado que "conserva la experiencia" de "tantos jóvenes alegres", "tanta esperanza", "sed de vida" y "deseo de abrirse a los demás" vivida en la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro, el año pasado.