Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa recuerda a las Iglesias de Oriente y a las comunidades cristianas "en la prueba"

El Papa ha recordado a las Iglesias de Oriente y a las comunidades cristianas "en la prueba" tras el rezo del Ángelus de este lunes 6 de enero, cuando se celebra la Epifanía del Señor.
Precisamente, anteriormente, ha destacado que la celebración de la Epifanía es "una solemnidad vinculada al pasaje bíblico de la llegada de los Reyes Magos a Belén para rendir homenaje al Rey de los Judíos", un episodio que, como ha recordado, "el Papa Benedicto ha comentado magníficamente en su libro sobre la infancia de Jesús".
"Aquella fue la primera 'manifestación' de Cristo a las gentes. Por eso la Epifanía resalta la apertura universal de la salvación traída por Jesús. La Liturgia de este día aclama: 'Te adorarán, Señor, todos los pueblos de la tierra'. Porque Jesús ha venido para todos nosotros, para todos los pueblos, para todos", ha indicado el Pontífice.
Según el Santo Padre, "esta fiesta nos hace ver un doble movimiento: de una parte el movimiento de Dios hacia el mundo, hacia la humanidad --toda la historia de la salvación, que culmina en Jesús--; y por otra parte, el movimiento de los hombres hacia Dios --pensamos en las religiones, en la búsqueda de la verdad, en el camino de los pueblos hacia la paz, la paz interior, la justicia, la libertad--".
El Papa ha recordado además que "la nueva estrella que se aparece a los magos era el signo del nacimiento de Cristo" y ha afirmado que "si ellos no hubieran visto la estrella, aquellos hombres no hubieran partido". "La luz nos precede, la verdad nos precede, la belleza nos precede. Dios nos precede", ha destacado el Papa, que ha destacado que el Señor "llama a ser parte de su pueblo".
"El Señor también te llama a ti. Te llama a ser parte de su pueblo, y lo hace con gran respeto y amor. El Señor te llama, el Señor te busca, el Señor te espera, el Señor no hace proselitismo, da amor, y este amor te espera, te busca, a ti, a ti que en este momento no crees o estás lejos. Éste es el amor de Dios", ha enfatizado.
Además, ha indicado que la Iglesia "está toda dentro de este movimiento de Dios sobre el mundo" ya que, a su juicio, "su alegría es el Evangelio, es reflejar la luz de Cristo". Por este motivo, ha pedido a Dios, para toda la Iglesia, "la alegría de evangelizar, porque ha sido enviada por Cristo para revelar y comunicar la caridad de Dios a todos los hombres y pueblos".