Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa recuerda a los jugadores de Juventus y Milán su responsabilidad ante los aficionados jóvenes

El Papa ha recordado a los jugadores de los equipos italianos Juventus y Milán con los que se ha reunido con ocasión del partido final de la Copa Italia, que se jugará este sábado en el Estadio Olímpico de Roma, su responsabilidad ante los jóvenes aficionados.
Francisco ha hecho hincapié en que como jugadores de fútbol atraen la atención de los más jóvenes y que ello comporta la responsabilidad de actuar "de forma que puedan siempre distinguir en vosotros las cualidades humanas de atletas comprometidos en testimoniar los auténticos valores del deporte".
El Papa les ha explicado que el "éxito" de un equipo deportivo es el resultado de una multiplicidad de virtudes humanas: "la armonía, la lealtad, la capacidad de amistad y de diálogo, la solidaridad". Así, ha invitado a los jugadores a ejercitar estas "cualidades morales" para que se evidencie "la verdadera finalidad del mundo del deporte" que, según ha dicho, está "marcado a veces por fenómenos negativos".
"Antes de ser un futbolista, es una persona, con sus límites y sus méritos pero, sobre todo, con la propia conciencia, que debe estar siempre iluminada también por la relación con Dios", ha manifestado. Por otro lado, ha señalado que lo importante es ser "campeones" en la vida. Finalmente, les ha pedido que muestren a los aficionados "con serenidad y equilibrio" los principios morales y religiosos que llenan sus vidas.