Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa abordará en octubre con la comisión cardenalicia el problema de las nulidades y las segundas uniones

El Papa Francisco ha señalado que la cuestión de las nulidades y de los divorciados que se vuelven a casar es un "problema grave" sobre el que la Iglesia debe hacer algo. Por ello, ha apuntado que abordará este asunto el próximo mes de octubre con el consejo de ocho cardenales que ha nombrado para que le asesoren sobre el gobierno de la Iglesia.
Así lo ha indicado el Pontífice este lunes durante un encuentro con el clero de Roma en la Basílica de San Juan de Letrán, según informa Radio Vaticana.
El problema, según ha subrayado, no se puede reducir solo a si se puede "dar la comunión o no, porque quien pone el problema solo en esos términos no comprende cuál es el verdadero problema". Para Francisco, es un "problema grave" y es "responsabilidad de la Iglesia cuidar a las familias que viven en esta situación".
El Pontífice, que ha insistido en que la Iglesia "en este momento debe hacer algo para resolver los problemas de nulidad" matrimonial, ha asegurado que este asunto también será abordado en el próximo Sínodo de los Obispos sobre el "estudio antropológico" del Evangelio con la persona y la familia, de modo que "sinodalmente se estudie este problema".
"Esta es una verdadera periferia existencial", ha remarcado Francisco, al tiempo que ha recordado que era una cuestión que su predecesor, el ahora Papa Emérito Benedicto XVI, "tenía en el corazón".
Por otro lado, el Papa ha invitado a los sacerdotes a ser creativos aunque les ha advertido de que la creatividad no es solo "cambiar las cosas". Así por ejemplo, ha indicado que es necesario superar el obstáculo con el que se encuentran los padres y madres que trabajan toda la semana que quieren realizar los cursos prebautismales.
Según ha precisado, "la Iglesia, también el Código de Derecho Canónico, da tantas, tantas posibilidades, tanta libertad para probar estas cosas".
Asimismo, ha criticado a quien en una parroquia está más preocupado de pedir dinero por un certificado que por el sacramento pues así "aleja a la gente". Por eso, ha insistido en la necesidad de dar "una cálida acogida" a todos.
Por otra parte, Francisco se ha referido a los escándalos que tocan a la Iglesia para remarcar que la santidad que hay en ella es "mucho más grande". En este sentido, se ha atrevido a decir que "la Iglesia nunca ha hecho tanto bien como hoy". "La Iglesia no cae: ¡estoy seguro!", ha exclamado.