Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa dice que "el diablo existe" y que los "enemigos" de la vida cristiana son "el demonio, el mundo y la carne"

El Papa Francisco ha afirmado que "el diablo existe" y los "enemigos" de la vida cristiana son "el demonio, el mundo y la carne", durante la Misa matutina celebrada este jueves en la Capilla de la Casa de Santa Marta.
En este sentido, el Pontífice ha reflexionando sobre la Carta de San Pablo a los Efesios y ha manifestado que el diablo existe y hay que "luchar contra él", con la "armadura" de la verdad.
Dicho esto, Francisco ha señalado que "la vida en Dios se debe defender, se debe luchar para llevarla adelante" y ha destacado la necesidad de fortaleza y la valentía "para resistir y anunciar". Según el Papa, para "ir adelante en la vida espiritual se debe combatir".
"No es una simple lucha, sino un combate continuo", ha insistido el Papa, para después indicar que "los enemigos de la vida cristiana" son tres: "el demonio, el mundo y la carne", que son las "heridas del pecado original".
Francisco ha afirmado que "la salvación que nos da Jesús es gratuita" pero hay que defenderla. "¿De qué me tengo que defender? ¿Qué tengo que hacer? 'Revístanse con la armadura de Dios' nos dice Pablo. Es decir que lo que es de Dios nos defiende, para resistir a las insidias del diablo. ¿Está claro? Claro. No se puede pensar en una vida espiritual, en una vida cristiana, sin revestirse de esta armadura de Dios, que nos da fuerza y nos defiende", ha dicho.
En esta línea, ha recordado que San Pablo concreta que esta lucha no es contra las cosas pequeñas, "sino contra los Principados y Potestades, contra los Soberanos de este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal". "Es decir, contra el diablo y los suyos", ha agregado el Papa, al tiempo que ha destacado que "sin embargo a esta generación y a muchas otras se les ha hecho creer que el diablo era un mito, una figura, una idea, la idea del mal".
"¡Pero el diablo existe y nosotros debemos combatir contra él! ¡Lo dice San Pablo, no lo digo yo! ¡Lo dice la Palabra de Dios! Aunque no estamos muy convencidos de ello", ha manifestado el Papa.
Del mismo modo, ha recordado que "el diablo es mentiroso, es el padre de los mentirosos, el padre de la mentira" y ha defendido que hay que estar ceñido "con el cinturón de la verdad y vistiendo la justicia como coraza". "No se puede ser cristianos, sin trabajar continuamente para ser justos. No se puede", ha asegurado el Santo Padre.
Asimismo, ha defendido que "sin fe no se puede ir adelante, no se puede defender la salvación de Jesús". "Necesitamos el escudo de la fe, porque el diablo no nos tira flores, sino flechas encendidas, para asesinarnos", ha destacado Francisco.
De esta manera, ha pedido "tomar el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios" y "elevar constantemente toda clase de oraciones y súplicas, animadas por el Espíritu".
"La vida cristiana es una lucha, una lucha bellísima, porque cuando el Señor vence en cada paso de nuestra vida, nos da una alegría, una felicidad grande: esa alegría que el Señor ha vencido en nosotros, con la gratuidad de su salvación. Pero sí, todos somos un poco perezosos, no, en la lucha, y nos dejamos llevar por las pasiones, por algunas tentaciones. Es porque somos pecadores ¡todos! Pero no se desalienten. Ánimo, valentía y fortaleza, porque el Señor está con nosotros", ha concluido.