Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa "espera unirse" a los peregrinos en su visita a Santiago de Compostela

El Papa Benedicto XVI saluda a los fieles desde la residencia de verano de los papas en Castel Gandolfo durante el rezo del ángelus hoy. EFEtelecinco.es
El papa Benedicto XVI dijo hoy que en este Año Santo Jacobeo también él "espera unirse" a los numerosos peregrinos que visitan la tumba del Apóstol Santiago en Compostela (España) durante su próxima visita en noviembre próximo.
"Este domingo se celebra la fiesta del apóstol Santiago, tan venerados desde tiempos inmemoriales en Compostela y de tanto arraigo. En este Año Santo Compostelano también yo espero unirme a los numerosos peregrinos el próximo mes de noviembre, en mi viaje en el que también visitaré Barcelona", afirmó durante el rezo del ángelus dominical.
Las palabras del Pontífice fueron acogidas por vivas y aplausos por los numerosos fieles españoles que asistieron al rezo del ángelus en la residencia de los papas de Castel Gandolfo, a 33 kilómetros al sur de Roma, donde transcurre este tiempo de verano.
Benedicto XVI visitará Compostela el 6 de noviembre. En la ciudad española estará ocho horas y presidirá una misa multitudinaria en la Plaza del Obradoiro.
El Papa viaja como "peregrino de la fe y testigo de Cristo Resucitado" y será la primera vez en la historia de la Iglesia que en un Año Santo Compostelano un Pontífice visita la ciudad gallega para postrarse ante el Apóstol.
El Papa Ratzinger llegará a Santiago a media mañana del 6 de noviembre. Desde el aeropuerto se desplazará en el papa-móvil hasta la ciudad y entrará en la Catedral por la puerta de Azabachería, para a continuación rezar en la capilla de la Comunión, contemplar el Pórtico de la Gloria, orar ante la tumba del Apóstol, pasar por la Puerta Santa y abrazar al Santo.
A últimas horas de la tarde se trasladará a Barcelona, donde al día siguientes consagrará el Templo de la Sagrada Familia, obra de Antoni Gaudí, cuyo proceso de beatificación está en marcha.