Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa estudia viajar a Armenia en la segunda mitad del mes de junio

El Papa pretende viajar a Armenia y según ha revelado el portavoz de la oficina de prensa del Vaticano, padre Federico Lombardi, es probable que el viaje se produzca a mediados de junio, aunque ha descartado que haya un programa de viaje ya definido y unas fechas ultimadas.
"Se está estudiando un viaje del Papa a Armenia y la segunda mitad de junio es el periódo actualmente tomado en consideración", ha especificado.
Lombardi ha especificado en este sentido que las fechas que ya se daban por ciertas en algunos medios de comunicación que apuntaban a un viaje a Polonia del 22 al 26 de junio "no son exactas".
El presidente armenio, Serzh Sargsyán, visitó al Papa en el Vaticano en septiembre de 2014 y le invitó a visitar su país. Según publicaron entonces los medios locales, el Pontífice aceptó la invitación y declaró que el viaje a Armenia es un "deseo cordial".
Aunque no hay confirmación oficial por parte de la oficina de prensa del Vaticano, el Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales del Vaticano, cardenal Leonardo Sandri, ya precisó que el papa Francisco tiene una apretada agenda de visitas para 2016, pero que tendrá tiempo para visitar Armenia. Juan Pablo II visitó Armenia en 2001 con motivo del 1.700 aniversario de la cristianización del país.
POLÉMICA SOBRE EL "GENOCIDIO"
Hace poco menos de un año, el 12 de abril de 2015, el Papa Francisco se refirió a la masacre de armenios por el Imperio Otomano como "el primer genocidio del siglo XX", durante una misa en conmemoración del centenario de la matanza.
"Desde el siglo pasado, nuestra familia humana ha padecido tres tragedias masivas. La primera, conocida ampliamente como 'el primer genocidio del siglo XX', golpeó a vuestro propio pueblo", declaró el Pontífice durante el inicio de una misa en la basílica de San Pedro a la que asistió el presidente de Armenia, Serzh Sargsyan.
"La ocultación o la negación del mal es parecido a dejar que una herida siga sangrando sin vendarla", añadía el Pontífice, que estaba acompañado por el patriarca armenio Nerses Bedros XIX Tarmouni.
La reacción del gobierno turco no se hizo esperar y ese mismo día fuentes oficiales de Ankara declaraban que los comentarios del Pontífice habían causado "asombro" entre el Ejecutivo turco y provocado una "problema de confianza" en las relaciones con el Vaticano, según informó Reuters.
Al día siguiente, Francisco defendió la libertad de expresión de la Iglesia. Durante la celebración matutina de la misa en la capilla de la Casa Santa Marta, Francisco dijo que el camino de la Iglesia es el de la "franqueza", el de "decir las cosas, con libertad". "No podemos callar ante lo que vemos u oímos", señaló. Por su parte, la Embajada de Turquía ante la Santa Sede insistió en que "la historia ha sido instrumentalizada con fines políticos".
Pocos días después, el 15 de abril, todos los grupos políticos en el Parlamento Europeo reclamaban a Ankara reconociera el genocidio armenio cometido a manos de las tropas otomanas durante la Primera Guerra Mundial en vísperas de la conmemoración del centenario de los hechos en sesión plenaria.