Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa pide a los gobernantes que abran las puertas y los corazones a los refugiados

El Papa ha pedido a los líderes mundiales que abran las puertas y los corazones a los refugiados y ha lamentado que tengan que permanecer en las fronteras "al aire libre y sin comida" porque "no pueden entrar", durante la audiencia general de este miércoles "Pienso en los inmigrantes. También cuando buscan de entrar en otra parte, les cierran la puerta y están allí en la frontera porque tantas puertas y tantos corazones son cerrados, inmigrantes de hoy que sufren al aire libre, sin comida y no pueden entrar. No sienten la bienvenida", ha exclamado Francisco ante miles de fieles reunidos en la San Pedro.
El Papa ha pedido a los líderes mundiales que abran las puertas y los corazones a los refugiados y ha lamentado que tengan que permanecer en las fronteras "al aire libre y sin comida" porque "no pueden entrar", durante la audiencia general de este miércoles
"Pienso en los inmigrantes. También cuando buscan de entrar en otra parte, les cierran la puerta y están allí en la frontera porque tantas puertas y tantos corazones son cerrados, inmigrantes de hoy que sufren al aire libre, sin comida y no pueden entrar. No sienten la bienvenida", ha exclamado Francisco ante miles de fieles reunidos en la San Pedro.
En este sentido, ha destacado que le "gusta tanto" cuando escucha ve a las naciones y los gobernantes que abren el corazón y abren las puertas. Además, ha reflexionado sobre la misericordia de Dios que es capaz de "abrir el corazón de los afligidos a la esperanza".
En este sentido, ha reconocido que en algunas situaciones de miseria uno puede preguntarse dónde está Dios y cómo es posible que tanto sufrimiento pueda abatirse sobre hombres, mujeres y niños inocentes.
"A veces escuchamos decir, abandonados de Dios, Dios se ha olvidado de mí. Hay personas que sufren, se sienten abandonadas. Que viven una real y dramática situación de exilio, lejos de su patria, tienen en los ojos todavía el incendio de su casa, en el corazón el miedo y el dolor por la pérdida de sus familiares", ha explicado.
Sin embargo, ha sentenciado que "Dios no abandona a sus hijos" y ha puesto como ejemplo a Albania, que "después de tantas persecuciones y destrucciones ha sido capaz de realzarse en la dignidad y en la fe". De esta manera, ha comparado esto con la situación del pueblo de Israel cuando fue exiliado.
Finalmente, ha recordado que este jueves se celebra la memoria litúrgica de San Patrick, santo católico irlandés y ha pedido a los jóvenes que "sean coherentes con la fe". A los recién casados, les ha indicado que no olviden la "misionaria importancia de la educación cristiana de los hijos".