Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa cumple años inmerso en la vorágine de los abusos sexuales en la Iglesia

Puede que este sea el cumpleaños más turbulento que haya vivido nuca un Papa de la Iglesia católica. Benedicto XVI cumple hoy 83 años y el próximo 19 de abril celebrará el quinto aniversario de su Pontificado. La Iglesia atraviesa un momento difícil dado los numerosos escándalos de abusos a menores que le salpican.
Algunos grupos sociales han llegado a pedir la dimisión del Pontífice. Es el caso de 'Protest the Pope' que reclaman que Ratzinger deje su Pontificado por encubrir los abusos sexuales cometidos por curas sobre niños y adolescentes.
El diario "New York Times" publicó que cuando el Papa era el encargado de la Congregación para la Doctrina de la Fe encubrió al sacerdote estadounidense Lawrence C. Murphy, acusado de abusar sexualmente de unos 200 menores entre 1950 y 1970 en una escuela para niños sordos del estado de Wisconsin.
El mismo periódico sacó otra información en la que aseguró que en la década de los años 80, cuando el Papa era arzobispo de Múnich, autorizó que un sacerdote con antecedentes de pederastia y que había sido expulsado por ese motivo del obispado de la ciudad alemana de Essen, ejerciera en la capital bávara. Los medios de la Santa Sede desmintieron categóricamente esas informaciones.
"Protest the Pope" sostiene que el Pontífice "es culpable de haber permitido a muchos curas pederastas evadir la justicia". Peter Tatchell, uno de los activistas, acusa a Benedicto XVI de haber ordenado tapar los abusos en un edicto enviado a los obispos católicos en el mundo en el 2001.
Miles de víctimas en Irlanda
Pocas veces se ha referido el Papa o el Vaticano a los distintos casos de abusos sexuales. El más polémico tal vez hay sido el de Irlanda, donde miles de menores fueron objeto de abusos sexuales y torturas físicas y psíquicas en instituciones estatales regentadas por religiosos de Irlanda durante casi 70 años, según ha revelado un informe elaborado por la Comisión de Abusos a Menores.
Ante este escándalo, el Papa Benedicto ordenó una inspección de diócesis y seminarios irlandeses implicados en los casos de pederastia y afirmó que esos sacerdotes deben "responder ante Dios y los tribunales". La Iglesia Católica irlandesa agradeció la Carta papal, aunque los grupos de víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes pederastas se declararon decepcionados. 
Alemania , EEUU o Malta -que visita el Papa este fin de semana- han sido otros de los países donde la Iglesia se ha visto afectada por estos escándalos.
Un sacerdote español, José Ángel Arregui, está acusado en Chile de descargar pornografía infantil. Tras su detención, los agentes hallaron en su poder decenas de imágenes pornográficas de sus alumnos en España grabadas entre 1992 y 2005.
Actos de apoyo
En medio de este aluvión de casos de abusos, la Iglesia, especialmente la italiana ha organizado numerosos actos para celebrar el cumpleaños del Papa y su quinto año de Pontificado, como una jornada de oración en su apoyo. Además, cardenales procedentes de distintos países acudirán a Roma el próximo lunes para ofrecer al Papa una comida en su honor para transmitirle personalmente su afecto. 
Además, muchos grupos católicos italianos han anunciado que el próximo 16 de mayo asistirán a la plaza San Pedro para manifestar su solidaridad con el Papa durante el tradicional rezo del Ángelus. EBP