Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa condena el "crimen vil e insensato" en Pakistán y pide que se proteja a las minorías religiosas

El Papa ha condenado el "execrable atentado" en un popular parque de la ciudad oriental de Lahore, en Pakistán, al calificarlo como un "crimen vil e insensato", en el que murieron, al menos, 72 personas y ha pedido "que se paren las manos de los violentos, que sembran terror y muerte y que en el mundo puedan reinar el amor, la justicia y la reconciliación". Al mismo tiempo, ha reclamado que se proteja a las monorías religiosas.
El Pontífice ha hecho estas declaraciones tras el rezo del Regina Coeli, que sustituye al ángelus durante el periodo de Pascua.
"Ayer en Pakistán central, la Pascua fue ensangrentada por un execrable atentado, que ha sido una masacre para tantas personas inocentes -la mayor parte de las familias de minoría cristiana- especialmente mujeres y niños que estaban en un parque público pasando los días de fiesta pascual", ha lamentado Francisco.
Asomado a la ventana de su estudio privado en el Palacio Apostólico del Vaticano, ha reiterado que "la violencia y el odio homicida conducen solo al dolor y la destrucción" y ha reivindicado "el respeto y la fraternidad" como la única vía para alcanzar la paz.
En este sentido, ha reclamado a las autoridades civiles de Pakistán que protejan a sus ciudadanos y que desarrollen políticas que ofrezcan "seguridad y serenidad", en concreto, a las "minorías religiosas más vulnerables".
Ante cientos de fieles reunidos en la plaza de San Pedro, ha manifestado su cercanía a "los que ha sido golpeados por este crimen vil e insensato" y ha pedido oraciones por las víctimas y sus familiares.
Finalmente, ha pedido a los fieles oraciones por las víctimas de este atentado y sus familiares y ha reclamado más protección para las minorías religiosas.