Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa a los jóvenes: "Sed valientes e id a contracorriente"

El Papa ha pedido a los jóvenes que ofrezcan su "tiempo" y se preocupen "siempre" de los que les piden ayuda. "Sed valientes e id contracorriente, sed amigos de Jesús, que es el Príncipe de la Paz", ha alentado en su mensaje con motivo del Jubileo de los Jóvenes (de 13 a 16 años) que tendrá lugar en Roma del 23 al 25 de abril de 2016, en el marco del Jubileo de la Misericordia que durará hasta el próximo 20 de noviembre.
Además, ha reclamado que en situaciones de conflicto que no crean en las palabras de odio y que construyan siempre nuevas amistades. "No me olvido de vosotros, chicos y chicas que vivís en situaciones de guerra, de pobreza extrema, de penurias cotidianas, de abandono. No perdáis la esperanza, el Señor tiene un gran sueño que quiere hacer realidad con vosotros", ha reclamado.
El Pontífice ha invitado a los jóvenes a apostar "por los grandes ideales" y "las cosas grandes". "Los cristianos no hemos sido elegidos por el Señor para pequeñeces. Hemos de ir siempre más allá, hacia las cosas grandes", ha proseguido.
Francisco, que ha recordado a los jóvenes que no importa que no puedan viajar hasta la capital italiana porque el Jubileo "se celebrará también en las iglesias locales", ha invitado a participar en "este momento de alegría". "No preparéis sólo mochilas y pancartas, preparad especialmente vuestro corazón y vuestra mente. Meditad", ha aconsejado.
También ha incidido en que "crecer misericordioso" significa aprender "a ser valiente en el amor concreto y desinteresado, comporta hacerse mayores tanto física como interiormente". Francisco ha recordado a los jóvenes que se están preparando "para ser cristianos capaces de tomar decisiones y gestos valientes, capaces de construir todos los días, incluso en las pequeñas cosas, un mundo de paz".
En este sentido, ha definido la juventud como "una etapa de cambios increíbles, en la que todo parece posible e imposible al mismo tiempo" y ha reclamado que permanezcan "estables en el camino de la fe con una firme esperanza en el Señor". Según ha explicado, ese es precisamente "el secreto" de los cristianos. "Lo estáis oyendo, jóvenes: caminad contra corriente. Esto hace bien al corazón, pero hay que ser valientes para ir contra corriente y él nos da esta fuerza [...] Con él podemos hacer cosas grandes y sentiremos el gozo de ser sus discípulos, sus testigos", ha exclamado.
Finalmente, ha explicado que el Jubileo "es todo un año en el que cada momento es llamado santo, para que toda existencia sea santa" y que "es la fiesta a la que Jesús invita a todos, sin distinciones ni excepciones".
"Es una ocasión para descubrir que vivir como hermanos es una gran fiesta, la más hermosa que podamos soñar, la celebración sin fin que Jesús nos ha enseñado a cantar a través de su Espíritu", ha manifestado. "Cuando atraveséis la Puerta Santa, recordad que os comprometéis a hacer santa vuestra vida, a alimentaros del Evangelio y la Eucaristía, que son la Palabra y el Pan de la vida, para poder construir un mundo más justo y fraterno", ha concluido.