Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa plantea a los fieles donar a los más necesitados un 10 o un 50% de sus posesiones si tienen demasiado

El Papa Francisco ha pedido a los fieles que hagan una reflexión "con el corazón" y se pregunten si no tienen demasiadas cosas. "¿Por qué no dejar a los que no tienen nada el 10 por ciento o el 50 por ciento?", se ha preguntado durante la audiencia general de este miércoles de ceniza, en la que ha reflexionado sobre el Jubileo.
El Pontífice ha explicado que al departamento encargado de gestionar las donaciones para actividad caritativa del Papa, la Limosnería Apostólica Vaticana llegan muchas cartas en la que los fieles que explican que quieren dar parte de su sueldo para ayudar a los otros. "Qué bello es esto!. El Señor te dará el doble", ha subrayado.
En este sentido, ha recordado que la ley del Pueblo de Dios recogida en la Sagrada Escritura dispone "dar el 10 por ciento a los forasteros y a los más pobres". "Son extranjeros, están de paso Jesús ha estado de paso en Egipto --ha recordado--. Esto lo digo recordando nuestra historia de salvación. El Jubileo es para conversión para que nuestro corazón sea más grande más generoso, más hijo de Dios".
Para Francisco, esta enseñanza sigue de actualidad. "¡Cuántas familias están en la calle, víctimas de la usura! Por favor, recemos para que en este Jubileo el Señor quite del corazón esta ambición de tener más, de la usura, que los corazones se vuelvan generosos, grandes ¡cuántas situaciones de usura estamos obligados a ver y cuántos sufrimientos y angustias padecen muchas familias", ha lamentado.
"GRAVE PECADO DE LA USURA"
Por ello, ha denunciado que el "grave pecado" de la usura lleva a la "desesperación" y al "suicidio" al tiempo que ha recordado que la Biblia exhorta a "responder generosamente" ante las demandas de los más necesitados "sin cálculos mezquinos y sin intereses imposibles".
"Hombres en la desesperación que terminan en el suicidio porque no pueden más, no tienen esperanza, no tienen una mano que los ayude, sólo tienen la mano del que les reclama los intereses la usura es un grave pecado", ha exclamado Francisco.
Así, ha explicado que el objetivo del Jubileo es precisamente "una sociedad basada en la igualdad" porque se aseguraba que "el dinero y la tierra fuera un bien para todos y no solo para algunos como sucede hoy".
En esa línea, ha denunciado que "el 80 por ciento de las riquezas de la humanidad están en las manos de menos de un 20 por ciento de la gente".
"Si el jubileo no llega al bolsillo no es un verdadero Jubileo. Esto no es nuevo, no lo inventa este Papa, está en la Biblia", ha exclamado, al tiempo que a recordado que el Jubileo era un perdón general que permitía a todos a volver a la situación original, cancelar las deudas gozar de la libertad.
Así, ha determinado que el Jubileo servía "para combatir la pobreza y la igualdad" y facilitar una "igual distribución de la tierra". "La tierra pertenece a Dios y ha sido confiada a los hombres y por ello nadie tiene el derecho exclusivo de apropiarse de ella, creando situaciones de desigualdad", ha señalado.