Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa y varios refugiados, protagonistas de un vídeo del Servicio Jesuita al Refugiado para el 20 de junio

El Servicio Jesuita al Refugiado (JRS) lanzará el próximo lunes 20 de junio un vídeo con unas declaraciones del Papa Francisco y el testimonio de varios refugiados de todo el mundo contando con sus propias palabras qué significa huir de la guerra y la persecución, con motivo del Día Mundial del Refugiado, en el que el JRS hace un llamamiento para ofrecer a estas personas "un lugar seguro donde quedarse" y "oportunidades de crecer".
"Una protección genuina significa mantenerles a salvo de todos los males, incluyendo la pobreza, el aislamiento, la explotación, los rumores y el abandono", subrayan desde el JRS que este año está utilizando el lema 'Mentes abiertas, aprovechar el potencial'.
Entre los testimonios que se escucharán en el video, destaca el de Valerie, una refugiada de la República Democrática del Congo, en Sudáfrica: "Cuando escucho a la gente usar la palabra 'refugiado' o 'extranjero', es cuando me doy cuenta de que la gente no me aceptará por lo que soy. Saben que soy una refugiada, pero hacen que suene como una cosa mala".
Por ello, el JRS invita a "abrir sinceramente las mentes y comunidades", más aún en el año jubilar de la Misericordia convocado por el Papa Francisco en el que los fieles tienen "la oportunidad de movilizar su compasión y poner su misericordia en marcha".
Los programas de Servicio Jesuita a Refugiados se llevan a cabo en casi 50 países, ofreciendo asistencia a refugiados, desplazados internos, solicitantes de asilo y personas recluidas en centros de detención. Las principales áreas de trabajo se concentran en el campo de la educación, el apoyo psicosocial, la ayuda de emergencia, la asistencia sanitaria, las actividades de subsistencia y los servicios sociales.