Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa quiere dedicar un Ángelus a Cervantes

El Papa ha expresado su deseo de dedicar un Ángelus, el habitual rezo de los domingos, a reflexionar sobre el escritor Miguel de Cervantes, cuando se cumplen 400 años de su fallecimiento y ha mostrado su preocupación por la pobreza léxica de los jóvenes.
Francisco ha hecho estas reflexiones durante una audiencia privada de 20 minutos que ha mantenido esta mañana en la Biblioteca Apostólica del Vaticano con el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha y el director de la Real Academia Española, Darío Villanueva, quienes le han obsequiado con un ejemplar de 'El Quijote' y un ejemplar del primer volumen del Diccionario de Autoridades.
"Fue una conversación muy distendida en ese sentido y después ya el profesor Rico tuvo una idea feliz. Y le dijo: Qué bueno sería que un día en el ángelus vuestra Santidad hablará de Cervantes. Y él dijo que era buena idea", ha asegurado García de la Concha.
El director del Instituto Cervantes ha calificado la audiencia de "conmovedora" y ha asegurado que el Pontífice repasara con esta edición de El Quijote el clásico que ya leyó cuando era un joven estudiante de Ciencias, su vida como profesor de literatura. "Nos parecía que en los 400 años del fallecimiento de Cervantes, que (*.) recordando al viejo profesor de literatura que él había sido cuando era maestrillo de los Jesuitas lo más adecuado era ofrecerle una edición de referencia y de estudio, que constituye una enciclopedia del Quijote y al mismo tiempo rescata la voz de Cervantes a lo largo de toda la novela con adiciones impresiones que hicieron los impresores", ha señalado.
El académico Francisco Rico quién también estaba en la audiencia, encargado de editar el ejemplar de 'El Quijote' regalado al Papa, ha explicado al Pontífice que en las imprentas de la época se tenían contadas las páginas del manuscrito que debían ir en cada página impreso.
"Se pasaban al contar o se quedaban cortos. Si se pasaban, cortaban. Si se quedaban cortos, añadían. Le he mostrado al Santo Padre algunos casos en los que es materialmente visible, cómo se ve que ahí se ha añadido texto. Le ha gustado", ha expresado Rico.
A este respecto, Garcia de la Concha ha manifestado que al Papa "a medida que se lo iba explicando el rostro se le iba iluminando porque iba descubriéndolo". "Él nos contó cómo siendo estudiante de la escuela media en la rama de ciencias, leían El Quijote íntegro. En contraste, en la escuela media de hoy, en la que los estudiantes -no de ciencias como él era, sino de humanidades- no tienen un léxico disponible más allá de las 500 palabras", ha detallado el director del Cervantes.
Por ello el presidente de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva ha comentado que ha encontrado "preocupado" a Francisco por la pobreza léxica de los estudiantes de su país. "Se nota que le llegó alguna noticia estadística de que los estudiantes de secundaria en Argentina salían de sus estudios sólo con 500 palabras del español, que son muy pocas. Yo he aprovechado al entregarle el Diccionario de Autoridades que es el primero de los 23 más que hemos hecho después, para decirle que la versión en línea de nuestro diccionario tuvo hasta el mes de marzo del año pasado 71 millones de consultas; de manera que no todo está perdido", ha manifestado.
"Hay mucha gente que a través de las tabletas, a través de los móviles o computadoras están muy interesados por ampliar su léxico. Al Papa le pareció interesante esa información porque estaba preocupado por esa pérdida léxica donde traslucía, no cabe duda, su experiencia como profesor, es decir le hemos notado que Su Santidad recuerda esa etapa suya, tanto como estudiante como profesor con verdadera nostalgia", ha asegurado Villanueva.
Gracia de la Concha ha descrito que el Papa estaba "muy distendido" y "sin prisa alguna". "Terminamos nosotros las intervenciones porque él no ponía fin a la audiencia", ha declarado. Por su parte, Rico ha definido como clásico 'El Quijote'. "Los niños la historia de Don Quijote, la traen en las manos, los jóvenes la leen, los hombres la entienden, los viejos la elogian. Eso es la mejor explicación de lo que constituye un clásico. Ese texto de Cervantes explica muy bien qué es un clásico de la vejez a la niñez", ha determinado. Además, Rico ha reconocido que para que sus alumnos leyeran El Quijote "que les costaba un poco", primero les hacía leer La Celestina, "porque tiene cosas picantes y verdes".
EL PAPÁ Y BORGES
Durante la audiencia, el Papa ha explicado que tenía una relación muy especial con el escritor argentino Jorge Luis Borges a quien un día llevó a sus clases. "Él llevó a Borges a sus clases de literatura, no solo para incentivar a sus alumnos, sino también enseñaba escritura creativa y les hacía a los alumnos redactar pequeños relatos y les enseño algunos de ellos a Borges y Borges les dijo que eran tan buenos que estaba dispuesto a hacerles el prólogo. Y efectivamente hicieron una edición con prólogo de Borges que los estudiantes de su Santidad entre los que estaba el actual embajador de Argentina ante la Santa Sede", ha declarado Villanueva finalmente.