Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa reconoce el martirio de 26 religiosos españoles en la Guerra Civil

El Papa Benedicto XVI aprobó hoy el decreto que reconoce el martirio sufrido por 26 religiosos "durante la persecución religiosa en España de 1936" y que es el paso previo para su beatificación, informó hoy el Vaticano.
Se trata de 16 religiosos pertenecientes a la Congregación de los Misioneros Hijos del Corazón Inmaculado de la Beata Virgen María que fueron "martirizados en odio a la fe", entre ellos, José María Ruiz Cano, Jesús Aníbal Gómez Gómez y Tomás Cordero Cordero, refiere en una nota el Vaticano
Menciona a otros 10 "martirizados en odio a la fe" de la Orden Carmelita, entre ellos, Carmelo María Moyano Linares, que fueron torturados y asesinados por miembros del bando republicano al estallar la Guerra Civil española (1936-1939).
Asimismo reconoce las "virtudes heroicas" de la Sierva de Dios María Teresa (de civil María del Carmen Albarracín) profesora de Religión de las Religiosas de María Inmaculada Misionera Claretianas, nacida en el Puerto de Mazarrón (Murcia, España) el 1 de mayo de 1927 y muerta en Barcelona (España) el 12 de marzo de 1946.
El Papa también admitió las "virtudes heroicas" de la religiosa argentina María Antonia de San José (de civil, María Antonia de Paz y Figueroa) (1730-1799) fundadora del Beaterio de los Ejercicios de Buenos Aires.
En la misma audiencia con el prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, monseñor Angelo Amato, el Papa firmó un decreto por el que reconoce como martirio el asesinato de tres sacerdotes opositores al régimen de Hitler en Hamburgo en 1943.