Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa analiza con sus responsables la actividad de los dicasterios vaticanos

El Papa Francisco ha presidido este martes una reunión con los responsables de los dicasterios de la Curia Romana, en la Sala Bolonia del Palacio Apostólico. Según ha informado Radio Vaticano, el encuentro "tenía la finalidad de informar sobre el modo en que la Exhortación Apostólica 'Evangelium Gaudium' se refleja sobre la actividad de los distintos ministerios vaticanos".
La Curia Romana está formada por el conjunto de órganos de gobierno de la Santa Sede y de la Iglesia católica, denominadas dicasterios, que bajo la dirección del Papa, ejercen las funciones legislativas, ejecutivas y judiciales. Se coordina y proporciona la necesaria organización central para el correcto funcionamiento de la Iglesia y el logro de sus objetivos.
Estas reuniones privadas del Papa con los responsables de la Curia Romana se articulan como una especie de Consejo de Ministros del Vaticano. La primera del pontificado de Francisco tuvo lugar el pasado 10 de septiembre. Según informó entonces la Santa Sede, el Papa había se había reunido personalmente en los meses anteriores a septiembre de 2013 a los encargados de todos los dicasterios y había tenido con cada uno de ellos "un amplio coloquio".
El 10 de septiembre tuvo lugar una reunión conjunta con todos ellos cuando se cumplía su sexto mes de pontificado para "escuchar las consideraciones y consejos de los más altos responsables de la Curia Romana y de los principales colaboradores del Papa". Según subrayó la Santa Sede, el encuentro privado se enmarcaba en el contexto de actuaciones y sugerencias presentados por los cardenales en las congregaciones generales para la preparación del cónclave y en la reflexión del Santo Padre sobre el gobierno de la Iglesia.