Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa se reunirá el próximo lunes con el gran imán de Al Azhar, máxima autoridad sunita

El Papa Francisco recibirá el próximo lunes 23 de mayo en el Vaticano al gran imán de Al Azhar, el jeque Ahmed Al Tayed, máxima autoridad del islam sunita en el mundo, según ha confirmado el portavoz oficial de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi.
"Está en fase de preparación para el próximo lunes una audiencia del Papa con el Gran Imán de al-Azhar", ha explicado Lombardi en declaraciones a Radio Vaticana. Al-Azhar es una universidad de Egipto considerada como la institución teológico-académica más prestigiosa en el Islam de rama sunita.
El pasado mes de febrero, una delegación de Vaticano conformada por el Secretario del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, Monseñor Miguel Ángel Ayudo Guixot, en compañía del Nuncio Apostólico en Egipto, monseñor Bruno Musarò, visitó esta universidad islámica para expresar la disponibilidad del Papa de encontrarse con el Gran Imán.
La delegación fue recibida por Abbas Shuman, considerado como el número dos del Gran Imán. Según se indicó entonces, el encuentro "se llevó a cabo en un clima de cordialidad, y se habló sobre la necesidad de retomar el diálogo entre ambas instituciones, siguiendo el deseo del Papa Francisco y de muchas otras personas de buena voluntad".
"Se llegó a un acuerdo sobre la importancia de proseguir e intensificar tal diálogo por el bien de la humanidad. El Secretario monseñor Ayuso entregó una carta del presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, el cardenal Jean-Louis Tauran, en la que expresó su disponibilidad para recibir al Gran Imán y acompañarlo oficialmente a una audiencia con el Santo Padre", reseñaron.
Según señala el diario 'La Stampa', las relaciones de Al-Azhar y la Santa Sede fueron interrumpidas después de que en enero de 2011 Benedicto XVI citara un atentado contra los coptos de Alejandría y señalara la "urgente necesidad para los gobiernos de la región de adoptar, a pesar de las dificultades y amenazas, medidas eficaces para la protección de las minorías religiosas".
Tras esas palabras, interpretadas en El Cairo como una injerencia política, el gobierno egipcio de ese momento retiró a su embajador ante la Santa Sede y la universidad sunita decidió suspender el diálogo con la Santa Sede.