Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa: "No se odia en nombre de Dios. No se hace la guerra en nombre de Dios"

El Papa Francisco ha asegurado sentirse "pasmado y consternado" por las noticias procedentes de Irak, y ha condenado la violencia "de todo tipo" y la destrucción, "por todas partes, de casas, patrimonios religiosos, históricos y culturales". "Todo esto ofende gravemente a Dios y a la humanidad. No se odia en nombre de Dios. No se hace la guerra en nombre de Dios", ha aseverado.
Ante los peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro de Roma para compartir con Francisco el rezo del Ángelus, el Pontífice se ha referido a las miles de personas, entre ellos cristianos, "expulsados de sus hogares de una manera brutal, niños que mueren de sed y hambre durante la fuga, mujeres secuestradas o personas masacradas" y ha llamado a "rezar y pensar en silencio" sobre esta situación.
El Santo Padre ha mostrado su confianza en que "una solución política eficaz a nivel internacional y local pueda detener estos crímenes y restaurar el derecho".
Francisco ha destacado el reciente nombramiento del Cardenal Fernando Filoni como su "enviado personal" a Irak, para asegurar su "cercanía a esas queridas poblaciones". Además, ha agradecido a los que, "con valentía, están brindando socorro a estos hermanos y hermanas".
En este sentido, el Obispo de Roma ha escrito en su cuenta de la red social Twitter: "Las noticias que llegan desde Irak nos entristecen. Señor, enséñanos a vivir en solidaridad con los hermanos que sufren. Las personas despojadas de sus casas en Irak dependen de nosotros. Les invito a rezar y, quien pueda, a ofrecer una ayuda concreta".
En relación con la situación de Gaza, el Pontífice ha recordado en Roma que "después de una tregua se ha reanudado una guerra que se cobra víctimas inocentes" y que, desde su punto de vista, "no hace más que empeorar el conflicto entre israelíes y palestinos".
"Oremos juntos al Dios de la paz, por intercesión de la Virgen María: Dona la paz, Señor, a nuestros días, y haz que seamos constructores de justicia y de paz. ¡Reina de la paz, ruega por nosotros!", ha pontificado el Papa.
Finalmente, el Papa ha pedido una oración por las víctimas del virus del ébola, así como por "aquellos que están luchando por detenerlo" y ha recordado el Viaje Apostólico que realizará el próximo miércoles a Corea, que se prolongará hasta el lunes 18 de agosto. "¡Por favor, acompáñenme con la oración!", ha rogado.