Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Destruyen un árbol de Navidad en París que parecía un dildo gigante

Destruyen un árbol de Navidad en París que parecía un dildo giganteTwitter

Un grupo de vándalos ha atacado una escultura gigante en la plaza Vendôme, una de las plazas más emblemáticas de París, durante la madrugada de este sábado. El ataque ha podido deberse al intencionado parecido de dicha pieza de arte con un juguete sexual.

"Un grupo no identificado de personas cortaron los cables que sostenían esta obra de arte, lo que hizo que se derrumbara", ha explicado la Policía a la agencia Reuters. "La persona responsable de esta escultura decidió entonces desinflarla para evitar daños mayores", ha añadido. Esta tarde, las autoridades han retirado la polémica escultura.
El artista estadounidense Paul McCarthy es el creador de la obra en cuestión, una gigantesca escultura verde de 24 metros de altura. Según una entrevista en el periódico 'Le Monde', esta obra, llamada 'Árbol', la diseñó tras inspirarse en un árbol navideño y en un juguete sexual llamado 'butt plug' (en inglés, "tapón anal"). Fue presentada el pasado jueves en la plaza Vendôme, famosa por contar con el Hotel Ritz de París y con varias joyerías de lujo.
La polémica figura inflable de color verde generó gran escándalo entre muchos parisinos que no deseaban que formara parte de su vida cotidiana además de provocar la hilaridad de los franceses en Twitter donde se hizo famoso con el hashtag #PlugGate.
El ministro francés de Cultura, Fleur Pellerin, calificó este acto de "vandalismo" y un "ataque a la libertad creativa" del artista. La alcaldesa de París, la gaditana Anne Hidalgo, ha denunciado los hechos en un comunicado. "París no sucumbirá a las amenazas de aquellos que, atacando a un artista o a su obra, están atacando la libertad artística". Hidalgo ha asegurado que "el arte tiene su sitio en nuestras calles y nadie va a ser capaz de quitárselo".