Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento andaluz aboga por adaptar a Europa el modelo de historia clínica electrónica

La Comisión de Igualdad, Salud y Políticas Sociales del Parlamento andaluz ha aprobado este miércoles por unanimidad, a instancias de Izquierda Unida, una proposición no de ley por la que la Cámara insta al Consejo de Gobierno a que el Sistema Andaluz de Salud (SAS) mejore la que hasta ahora ha sido la plataforma de unificación de los historiales clínicos electrónicos de los pacientes andaluces, el Diraya.
Izquierda Unida ha defendido que la implantación del modelo de historia clínica electrónica con la plataforma Diraya, no sólo ha sido necesaria "sino que era desde todo punto de vista, imprescindible" y que "gracias a dicho sistema se ha avanzado en la unificación de la información".
Así, Diraya se sustenta en un modelo de historia clínica electrónica que comparte la información clínica y unifica criterios dentro del hospital, entre hospitales y entre niveles y diferentes ámbitos asistenciales, facilitando la continuidad asistencial al hacer más accesible la información.
Sin embargo, para IULV-CA existen problemas estructurales y problemas derivados de su implantación que conviene tener en cuenta a la hora de presentes y futuros desarrollos de DAE, según ha explicado el portavoz para asuntos de salud del Grupo parlamentario de IULV-CA, Manuel Baena.
Así, la iniciativa que Izquierda Unida ha elevado a la Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía y que ha elaborado de la mano de los profesionales del Hospital universitario Virgen de la Victoria de Málaga, insta al Gobierno andaluz a adoptar con urgencia las medidas necesarias para solucionar los problemas que esta plataforma presenta, entre ellas garantizar la accesibilidad de Diraya y las historias clínicas de las Empresas Públicas Sanitarias.
También se aprueba con la iniciativa instar al Consejo de Gobierno a que solucione lo que desde IULV-CA se consideran problemas estructurales del sistema central que pasa por adaptar todos los documentos de nueva creación a los estándares europeos y a la normativa del conjunto mínimo de datos de los informes clínicos en el Sistema Nacional de Salud.
Corregir los errores de migración de episodios asistenciales; implantar el Diraya en la prescripción electrónica hospitalaria, de forma que sea posible el acceso directo a los procesos de Diraya Urgencias; migrar la totalidad de los episodios de consultas externas, con las autorizaciones correspondientes para la carga de información existente, ya sea su origen el soporte electrónico de otras aplicaciones o el escaneo de soporte papel; y mejorar los accesos entre atención primaria y hospitalaria son algunas de las mejoras propuestas.
Por último y basadas en recomendaciones realizadas por los profesionales del hospital malagueño Virgen de la Victoria tras su experiencia en la adaptación al modelo Diraya, IULV-CA ha insistido en la necesidad de garantizar la interoperabilidad técnica entre Diraya y cualquier equipamiento electromédico nuevo que se adquiera, incorporando en los pliegos de contratación esta interoperabilidad.
También se pretende garantizar la carga en el PAC (Picture Archiving and Communication System, que hace referencia a cualquier aplicación para guardar y gestionar las imágenes) del Hospital de las pruebas diagnósticas por imagen realizadas en centros concertados haciendo cumplir lo recogido en los conciertos establecidos.
Por último, se recomienda también que se realice un plan de implantación en el Hospital Regional que preste especial atención a la minuciosa planificación de la migración de la información y la parametrización de la aplicación; la implantación integral de todos los módulos y ámbitos disponibles.