Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Partidos políticos y ecologistas piden al CSN que en su pleno de hoy no estudie reabrir la central

Representantes de PSOE, Podemos, Compromís, ERC, IU-Unidad Popular y Bildu han mantenido un encuentro este martes 2 de febrero en el Congreso de los Diputados con miembros de Greenpeace y de Ecologistas en Acción en la que han pedido al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que en su pleno de este miércoles no estudie reabrir la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos).
A esta reivindicación se sumarían miembros de Democracia y Libertad (DL) y del PNV que, por problemas de agenda, no han podido participar de la reunión, según han confirmado fuentes parlamentarias.
Así, desde Greenpeace han acudido a la Cámara Baja su presidente Mario Rodríguez, y la responsable de la campaña nuclear, Raquel Montón, así como el representante de Ecologistas en Acción, Paco Castejón.
Raquel Montón sostiene que actualmente "no es momento de firmar una licencia" para reabrir Garoña en las actuales condiciones en las que se encuentra tanto el Gobierno, en funciones, así como la propia instalación atómica. A su juicio, entre otros puntos dice que es una cuestión de "seguridad nuclear para el país".
"Si un gobierno posterior quisiera cerrarla le darían herramientas a las empresas, Iberdrola y Endesa (propietarias de Garoña), para solicitar el lucro cesante por esa decisión de cierre y creemos que en este tiempo de descuento no es momento de firmar licencia en estas condiciones", agrega.
También apunta que tanto el Tribunal Supremo como la Audiencia Nacional negaron a Iberdrola la posibilidad de solicitar el lucro cesante de no reabrirse la central durante la legislatura de Zapatero. "En este caso sería a la presunta licencia que podría dar el Gobierno y aquí las decisiones podrían ser distintas, pero no es el mismo caso", ha precisado al ser preguntada por este asunto.
Sobre el Pleno del CSN de este miércoles, Montón ha celebrado que se haya retrasado desde hace 15 días la decisión de modificar algunas especificaciones técnicas para que Garoña tenga "más fácil" su reapertura, así como las condiciones de la licencia.
"No sabemos qué ocurrirá en el Pleno. Esperamos que se paralice ese proceso porque la mayor parte de parlamentarios quiere el cierre de Garoña", ha destacado la activista.
Desde Ecologistas en Acción, Paco Castejón, ha avisado de que un informe favorable del órgano regulador a la reapertura de la central supondría una "presión inadmisible" sobre un Gobierno que quisiera pronunciarse sobre Garoña de forma autónoma. "Creo que es pertinente que el CSN interrumpa sus funciones al menos en estos meses o semanas", ha precisado.
UN COMPROMISO PARLAMENTARIO
En diciembre de 2014, PSOE, IU, PNV, Equo, ERC, BNG, Compromís, Amaiur y Nueva Canarias sellaron un pacto para que la instalación atómica burgalesa no reanudase sus operaciones en cuanto cambiaran las mayorías en el Congreso. Actualmente, las formaciones que no quieren la reapertura de la central lograrían la mayoría necesaria para que ésta no pudiera volver a operar.
Por su parte, la secretaria de Medio Ambiente del PSOE, Pilar Lucio, ha recordado que su grupo parlamentario ha presentado una iniciativa en la Cámara esta legislatura con el objetivo de que no se reabra la central.
Sobre si el PSOE estaría dispuesto a cambiar las reglas del juego en la elección de consejeros del CSN, Lucio ha subrayado que se trata de "un compromiso de campaña" y ha confirmado que su formación estaría a favor de una revisión en profundidad sobre cómo se eligen los consejeros.
Mientras, Juantxo López de Uralde, diputado de Equo y Podemos, ve importante que desde la sociedad civil se inste a los partidos a cumplir lo prometido en ese acuerdo de cerrar de forma definitiva la central.
Podemos ha presentado también en la Cámara una proposición no de ley instando a la no reapertura de la central, y la semana pasada varios miembros solicitaron al CSN que el proceso se paralice hasta que haya un gobierno. "Un gobierno en funciones debe actuar en asuntos del día a día pero la reapertura de una central no lo es", ha apostillado.
Sobre el pleno del órgano regulador de este miércoles, Uralde hace un llamamiento para que no trate la cuestión de Garoña. "Hay siete puntos que quedaron retrasados e instamos a que no se traten y se espere a que haya un gobierno para no condicionar la reapertura o ver los costes económicos que tendría que el CSN se adelante a lo que pueda decidir un gobierno", ha precisado.
Finalmente, Onintza Enbeitia, de EH Bildu, ha manifestado su voluntad de debatir y sumar acuerdos en el desmantelamiento de la central porque la reapertura "no tiene ningún sentido". De hecho, se ha comprometido a presentar una iniciativa en este sentido.