Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pasan a disposición judicial los tres hermanos detenidos por el tiroteo entre familias en Loja (Granada)

La Guardia Civil investiga las causas de un segundo tiroteo, que dejó herido grave a un hombre de 31 años
Los tres hermanos de entre 27 y 38 años que fueron arrestados como presuntos responsables de un tiroteo entre familias en el barrio de La Alfaguara en Loja (Granada) han pasado en la mañana de este lunes a disposición judicial, según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil.
Se les atribuye ser los responsables de las heridas por arma de fuego de un hombre de 57 años, en el transcurso de un primer incidente que tuvo lugar en la calle Pedro Moreno sobre las 16,15 horas de este pasado sábado.
Tras este primer tiroteo se produjo, en la misma barriada y ya de madrugada, a las 2,30 horas, un segundo, en el que resultó herido el hijo de la primera víctima, un varón de 31 años que se encuentra muy grave, ingresado en el Hospital San Cecilio de Granada, con lesiones en la pierna y el abdomen.
La Guardia Civil investiga quiénes son los autores de este segundo suceso, aunque sospecha que se trata de personas del mismo entorno familiar de los tres hermanos ya arrestados.
Según los investigadores, víctimas y agresores ya habían tenido rencillas anteriores, y en abril de 2013 un total de cuatro personas --un hombre y tres mujeres-- resultaron heridas por disparos de perdigones en el transcurso de una reyerta entre las dos familias, en la que participaron alrededor de cien personas.
En ese momento, fueron detenidas tres personas pertenecientes a una de las familias, y la Guardia Civil, como ha ocurrido este fin de semana, tuvo que montar un dispositivo especial para evitar más altercados. Ahora, en el tiroteo de este fin de semana, las víctimas pertenecen a las familias de los que entonces fueron los agresores, y los presuntos agresores a los que en aquella ocasión eran las víctimas.