Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ojo de la DGT caza a los conductores imprudentes

Esta situación que han visto es más habitual de lo que imaginamos en nuestras carreteras, especialmente en las más peligrosas, las secundarias, donde en sólo una semana la DGT ha cazado a muchos conductores haciendo barbaridades como estas.  Algunos quizá piensen que en estas vías secundarias hay menos tráfico , o que están menos vigiladas, pero se equivocan. Estas imágenes grabadas desde muy arriba, desde el Pegasus de la DGT revelan toda clase de imprudencias. El pique entre conductores, cambio de dirección en lugares imposibles, cruzo por donde quiero y en fin. Son ejemplos reales que nos enseña la DGT para contrastar  datos que preocupan.