Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Personal sanitario pide "sensibilidad" y no aplicar el nuevo copago y avisa de consecuencias en la salud

El BNG, que apoya las convocatorias, denuncia la "privatización pieza a pieza" de la sanidad y pide un debate "abierto" sobre el modelo
Personal sanitario y representantes de las plataformas SOS Sanidade Pública e Iniciativa Pola Gratuidade da Sanidade se han concentrado este lunes en 14 centros hospitalarios de Galicia en contra de la aplicación del nuevo copago, al respecto de lo que piden "sensibilidad" a la Xunta para que no lo ponga en marcha. En este sentido, advierten de que tendrá consecuencias para la salud de los ciudadanos y, en el plano económico a la larga, saldrá "más caro" por la cronificación de las dolencias.
Asimismo, han hecho entrega de una carta dirigida al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y a la conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, en la que piden que no se aplique el copago de farmacia hospitalario.
En ella, instan al Ejecutivo gallego a que "recapacite" y que no adopten una medida que, advierten, "perjudica gravemente a pacientes que bastante tienen con superar o intentar adaptarse a su enfermedad", señalan en su escrito sobre enfermos crónicos o con dolencias graves.
Además, piden al Gobierno gallego que no se ponga en marcha el copago de farmacia hospitalario y adjuntan una tabla con las indicaciones terapéuticas de cada uno de los medicamentos que se pagarán parcialmente con el copago.
"AGRAVAR EL SUFRIMIENTO"
Estas plataformas rechazan que se pueda alegar, para la aplicación de esta medida, un carácter "disuasorio" o "recaudatorio" y denuncian que supone "agravar más el sufrimiento de pacientes ya muy graves", como ha indicado a Europa Press el portavoz de la Plataforma SOS Sanidade Pública, Ramón Veras, que ha recordado que hay pacientes que deben tomar "más de un medicamento".
En la misma línea, María Seijo, miembro de la Junta de Personal del área sanitaria de A Coruña, ha reclamado "sensibilidad" a la Xunta con los pacientes que sufren "las enfermedades más graves".
Así, los convocantes afirman que, con su iniciativa, buscan "visualizar personas detrás de cada medicamento en el lugar de un frío decreto del BOE", en relación a los más de 30 medicamentos que, según su escrito, se verían afectados por el citado copago.
Por su parte, en la concentración de Santiago, Pedro Maseda, delegado de SATSE, ha señalado que este sindicato --que no forma parte de las plataformas-- se ha sumado al rechazo ante una medida "perjudicial", sobre todo, para los pensionistas. "Incluso si para ciertas personas es simbólico, a estas personas les supone un desembolso muy importante", ha advertido.
Fátima Nercella, delegada de CESM-Omega (coalición de sindicatos médicos en la mesa sectorial que tampoco está en la plataforma) ha señalado su postura "radicalmente en contra" y ha indicado que seguirán con movilizaciones. Además, ha indicado que "que la gente que no tiene dinero, igual deja de tomar parte del tratamiento" y esto puede, además de "ir en contra" de la salud del paciente, también "a la larga saldrá más caro" para el sistema sanitario".
DEBATE "PÚBLICO ABIERTO"
En la concentración que tuvo lugar en la capital gallega, el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, ha ratificado el "apoyo" de la formación nacionalista, para "hacer frente todos juntos a este conjunto de medidas que día a día va adoptando el PP, de aumento de los copagos y privatización pieza a pieza de la sanidad pública".
"Nosotros creemos que no podemos aceptar esta política del PP que, día tras día, va desmantelando un nuevo servicio sanitario, va incluyendo medidas de privatización pieza a pieza de la sanidad", ha denunciado Vence, quien ha advertido que las medidas de "goteo" que se están implantando "van en sentido equivocado" y va a ser "muy injusto".
Así las cosas, considera que si los populares "tienen interés en avanzar en la privatización del sistema sanitario", deberían tener "la valentía" de formular un "debate público y abierto", con la sociedad, los profesionales y los pacientes.
"En este momento el PP está controlando la sanidad con comisarios políticos, sin diálogo con los profesionales, sin diálogo con los médicos y personal sanitario, y esto está convirtiendo un serio malestar de todos", ha enfatizado Xavier Vence, quien ha abundado en que no están "dispuestos a aceptar que, con nocturnidad, a escondidas, y un día sí y otro también, con pequeñas medidas se vaya desmantelando un sistema que debería ser orgullo de todos".