Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piden 20 años de prisión por matar a su bebé recién nacido metiéndolo en un cajón

Un jurado popular empieza a juzgar este lunes a una mujer que presuntamente asesinó a su hija recién nacida al esconderla en un cajón de su casa de Barcelona y le arrancó el cordón umbilical sin ligarlo después. La Fiscalía pide 20 años de prisión para ella por un asesinato con alevosía y agravante de parentesco.
Según el Ministerio Público, el 23 de marzo de 2008 Marilina C., de 24 años y paraguaya, estaba en su casa del barrio de la Guineueta de Barcelona con otros familiares y se puso de parto. La muchacha había ocultado su embarazo a sus parientes, aunque ya estaba de 40 semanas de gestación.
Sin pedir ayuda y escondiendo que estaba pariendo, alumbró a una niña viva, aunque decidió ocultarla, arrancándole el cordón umbilical, envolverla en prendas de ropa y escondiéndola en un cajón del armario de su habitación.
Posteriormente fue al Hospital Vall d'Hebron de la capital catalana con una fuerte hemorragia, admitió a los médicos que había parido en casa y había abandonado al bebé, por lo que el centró avisó a la Policía.
Los agentes interrogaron a la joven y ésta les dijo que lo había escondido en un bosque de Tiana (Barcelona). Los Mossos estuvieron toda la noche buscando el cuerpo del niño, pero la búsqueda no dio resultado.
La mañana del 24 de marzo, los agentes volvieron a interrogar a la mujer, quien esta vez admitió que había escondido el cuerpo en un cajón del armario de su dormitorio. Los agentes se dirigieron a su domicilio, donde encontraron al bebé ya muerto. Por ello, fue detenida por un delito de aborto.