Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pilotos y bomberos forestales, en conversaciones con los grupos parlamentarios para modernizar la extinción

El Sindicato Libre de Trabajadores Aéreos, la plataforma de Asociaciones y Sindicatos de Bomberos forestales y Confederación Intersindical Galega (CIG), han anunciado que están en conversaciones con varios grupos parlamentarios para promover un nuevo estatuto que permita modernizar el sistema de extinción de los incendios forestales.
Estos grupos consideran que el sistema actual de extinción de incendios es "obsoleto, ineficiente y deja cada año gravísimos daños personales y ambientales".
En este contexto, señala que el Grupo Parlamentario Socialista ha presentado una proposición no de ley para la redacción de este estatuto que permita lograr un nuevo sistema de extinción de incendios "mucho más profesional, coordinado, eficiente y seguro para los actuantes".
La proposición no de ley propone un texto que regulará funciones, responsabilidades, formación y que pretende "acabar definitivamente con la precarizada situación laboral de muchos de los 35.000 profesionales afectados".
El responsable de incendios forestales de SLTA, Carlos Pascual, ha subrayado que España es el país de la UE que más dinero gasta en extinción de incendios, 750 millones, pero que mantiene una tasa de siniestralidad "inaceptable". A su juicio el sistema actual es ineficiente por la dispersión de recursos, la cantidad de administraciones que actúan y la obsolescencia del modelo de extinción actual.
Además, considera que el nuevo Estatuto es un proyecto "muy ambicioso" que incluye a nueve ministerios con el objetivo de dignificar la profesión para la que se debería requerir una alta especialización por su peligrosidad y exigencia.
Además del Grupo Socialista, el SLTA mantiene conversaciones con otros grupos del Congreso de los Diputados (ERC, Podemos, IU y C's) y busca el apoyo de los que todavía no se han sumado para lograr el máximo consenso posible.