Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nieta de Pinochet tiene orden de captura por eludir la justicia tras golpear a su marido

Tras ser sometido a un reconocimiento médico en un centro sanitario del municipio santiaguino de Maipú por las contusiones y erosiones que presentaba en el rostro, los brazos y las rodillas, Miguel Morales denunció a su esposa, con la que tiene una hija. EFE/Archivotelecinco.es
La nieta mayor del fallecido dictador chileno Augusto Pinochet, María Verónica Pinochet Molina, tiene una orden de captura en su país por no presentarse el 30 de enero a una audiencia judicial en la que se le iban a formalizar cargos por agresión a su marido, informó hoy el diario La Nación.
La fiscalía imputa a María Verónica Pinochet un "delito de lesiones menos graves en el contexto de violencia intrafamiliar", que está castigado con una pena de entre 61 y 540 días de prisión.
Según la denuncia presentada por su esposo, los hechos ocurrieron en noviembre pasado, cuando la nieta del ex dictador, fallecido el 10 de diciembre de 2006, le pidió a su tercer marido, Miguel Morales, que le diera dinero "para ir a la peluquería" y él se negó.
En ese momento, según el parte policial, se abalanzó sobre él "golpeándolo con las manos y con un objeto contundente" y le empujó por las escaleras.
Tras ser sometido a un reconocimiento médico en un centro sanitario del municipio santiaguino de Maipú por las contusiones y erosiones que presentaba en el rostro, los brazos y las rodillas, Miguel Morales denunció a su esposa, con la que tiene una hija.
Hace un año, María Verónica Pinochet protagonizó otro episodio de violencia hacia su marido por el cual la fiscalía le imputó un delito de lesiones leves que fue resuelto en una audiencia de suspensión condicional.
En febrero de 2006, la nieta de Pinochet también fue acusada de golpear a una agente de los Carabineros tras un choque en el que resultó herida su hija pequeña, incidente que fue investigado por la Segunda Fiscalía Militar, informó La Razón.