Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Plan International celebra el fin de la epidemia de Ébola pero pide precaución

La organización de cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria Plan International celebra la declaración del fin de la epidemia del virus del Ébola, pero llama a la precaución ante la posibilidad de nuevos contagios y la necesidad de reconstruir los servicios públicos en Sierra Leona, Guinea Conakry y Liberia.
Tras la declaración del fin de la enfermedad este jueves por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la organización considera fundamental reconstruir y fortalecer los sistemas de salud y educación, los servicios de agua y saneamiento, los medios de vida y los sistemas de protección de la infancia en los países más afectados.
"Hoy hemos alcanzado un hito importante en la lucha contra el Ébola, pero no debemos dejar lugar a la complacencia. Es necesario seguir alerta para eliminar la posibilidad de que esta enfermedad mortal reaparezca. Las comunidades de Liberia todavía tienen que ser cautas y mantener prácticas básicas de higiene para evitar nuevos casos", explica el director general de Plan International Liberia, Koala Oumarou.
Según recuerda la directora general de Plan International España, la directora general de Plan Internacional España, Concha López, esta enfermedad se ha cobrado en dos años la vida de 11.315 personas y ha supuesto la pérdida de medios de vida y el empobrecimiento de los países afectados.
Durante este tiempo, Plan International ha dado respuesta a la emergencia en Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry, trabajando con las comunidades, en alianza con las estructuras estatales, y priorizando la atención y protección de los niños que, según recuerda la ONG, son "los más vulnerables a sufrir violaciones de sus derechos en crisis y emergencias".
Asimismo, la ONG ha conseguido el compromiso de las comunidades en el uso de medios de comunicación como la radio con fines educativos y de sensibilización en Liberia, la formación de personas en espacios abiertos en Guinea Conakry o el cambio de prácticas funerarias en Sierra Leona.
También se han asegurado de que los más de 22.000 niños que han quedado huérfanos por el virus del Ébola tuvieran la atención familiar y psicosocial adecuada y evitar la estigmatización y los abusos.
Además, han trabajado para mejorar el acceso a los servicios de agua y saneamiento en los centros de salud y las escuelas y ha distribuido alimentos a las familias que han perdido sus medios de vida por la epidemia.
En la fase de recuperación, Plan International defiende que la infancia sea la principal prioridad. Precisamente, alerta de la necesidad de protección de los menores ante los intensos efectos del fenómeno El Niño que podrían intensificarse el primer trimestre de 2016, ya que pueden causar inseguridad alimentaria y pérdida de medios de vida.