Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Plataforma Cantabria por lo Público convoca una protesta este jueves contra el contrato de Valdecilla

Cantabria por lo Público y sin Recortes ha convocado para este jueves un acto de protesta en Valdecilla con motivo de la entrada en vigor del contrato de colaboración público privada (CCPP) y el reinicio de las obras del hospital. Será a las 11 en la entrada norte del edificio 2 de Noviembre.
La plataforma reitera su oposición a la fórmula elegida por el Gobierno regional para acabar las obras -el CCPP incluye la gestión de 12 paquetes de servicios no clínicos durante 20 años-, y subraya que si el hospital no está terminado todavía es porque el Gobierno del PP "paralizó las obras en enero de 2012 con el único objetivo de iniciar un proceso privatizador que no cuenta con el apoyo de la población".
Denuncia además que esta fórmula supondrá "importantes beneficios" para la adjudicataria, la UTE Ferrovial-Siec, pero "una penosa hipoteca durante 20 años para el conjunto de los cántabros, que tendrán que pagar con sus impuestos más de 908 millones de euros en ese periodo".
La plataforma ciudadana, compuesta por personas pertenecientes a más de 40 organizaciones sociales de Cantabria, subraya en un comunicado de prensa que va a seguir defendiendo que Valdecilla sea un hospital "cien por cien público", y que "seguirá luchando para que Cantabria cuente cuanto antes con el gran hospital público que se merece".
No obstante, opina que el Gobierno del PP, con Ignacio Diego a la cabeza, "va a seguir presionando para convertir la enfermedad y el sufrimiento de la personas en una mera oportunidad de negocio para empresas privadas como Ferrovial".
MADRID
La plataforma añade que lo sucedido la semana pasada en Madrid, con la práctica paralización de la privatización de los seis hospitales en litigio, ha sido sobre todo el fruto de "un largo trabajo de movilización social", y subraya que "este potente movimiento de oposición debe de hacer reflexionar a nuestros gobernantes, porque ni los profesionales, ni los pacientes, ni la población en general quieren la destrucción del vigente modelo de sanidad pública".
Cantabria por lo Público y sin Recortes insta a los gobiernos del Estado y de Cantabria a "rectificar y atender la opinión de los ciudadanos y de los profesionales", así como a las movilizaciones, que "evidencian una mayoritaria opinión y un deseo común de mantener la sanidad pública".