Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Plataforma Navarra de Salud se manifiesta contra la reorganización en los centros de Atención Primaria

La Plataforma Navarra de Salud se ha manifestado este sábado por las calles de Pamplona para mostrar su rechazo a la reorganización de los recursos humanos en los centros de Atención Primaria adoptada por el departamento de Salud del Gobierno foral, una decisión que, según los convocantes de la marcha, "afectará a la atención sanitaria y asistencial".
Los asistentes a la manifestación, unos 1.500 según los organizadores y unos 900 según la Policía Municipal de Pamplona, han partido a las 18 horas de la antigua estación de autobuses y han caminado tras la pancarta 'En defensa de la sanidad pública. Privatizaziorik ez'. Además, han coreado gritos contra los recortes y frases como 'No se juega con la salud', 'Marta Vera dimisión', o 'Fuera ladrones de las instituciones'.
Antes del inicio de la marcha, el representante de la Plataforma Navarra de Salud y trabajador del SNS David Mendaza ha rechazado, en declaraciones a los periodistas, la reorganización de los recursos humanos en los centros de Atención Primaria.
Según ha destacado, se trata de una medida con la que "se eliminan de cinco centros de salud puestos de medicina, enfermería y administración, con la excusa de llevarlos a unos centros que según ellos tienen unos cupos de Tarjeta de Identificación Sanitaria (TIS) muy altos".
A juicio de Mendaza, "en aquellos sitios donde hiciera falta, se debería contratar y no desvestir un santo para vestir otro". En concreto, ha precisado que "ahora los profesionales de esos cinco centros van a tener una mayor carga asistencial", ya que "sus números de TIS aumentan de una manera que va a ser imposible realizar la labor de atención sanitaria y asistencial que precisa la ciudadanía".
"Sólo va a ser una atención a demanda, es decir, imposible realizar prevención o planes de seguimiento de crónicos. Se crea un desbarajuste que justamente va a impedir uno de los objetivos de Atención Primaria, que es la prevención y el seguimiento de los pacientes por su médico de cabecera de forma rutinaria", ha asegurado.
Finalmente, Mendaza ha señalado que esta manifestación "no es más que el arranque de una serie de movilizaciones y de iniciativas en defensa de la sanidad pública que aún están por determinar".