Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos y Compromís piden eliminar 'Diputados' de la nomenclatura oficial del Congreso porque discrimina a la mujer

ERC y PNV apoyan la iniciativa
Podemos y Compromís han pedido este martes en el Congreso eliminar 'Diputados' de la nomenclatura oficial del Congreso, incluso de la fachada del mismo, utilizando sólo la palabra 'Congreso' para su denominación, y como vía para perpetuar el lenguaje inclusivo y no discriminatorio hacia la mujer en la Cámara Baja, una propuesta que además ven con buenos ojos los diputados de ERC y de PNV.
Se trata de una proposición no de ley que ha registrado en el Congreso este martes 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, la diputada de Compromís, Marta Sorlí.
La misma consta de once propuestas, entre las que figura el cambio de denominación de la Cámara, que han sido presentadas por la formación "para avanzar hacia la igualdad" y para que el Congreso y la administración pública sean un "ejemplo a seguir en materia de igualdad".
"Entendemos que es una medida que no cuesta nada y que se puede hacer. Sería como un gesto en la casa principal de todo el Estado, que se llame simplemente como el Senado", ha valorado por su parte el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, a su entrada de la reunión de la Junta de Portavoces de este martes.
REFORMA EXPRÉS DE LA CONSTITUCIÓN
En opinión de ambos diputados, sí se podría cambiar la Constitución para que se modificase la actual nomenclatura oficial del Congreso de los Diputados. "Sería una reforma exprés que concitaría el 100% de votos de la Cámara, un gesto que desde aquí tenemos que dar los primeros", ha valorado Baldoví.
Sorlí, por su parte, ha insistido en que el objetivo del cambio de nombre es incluir a las mujeres en una institución como el Congreso porque, a su juicio, actualmente de esta forma se "está excluyendo" tanto a las mujeres que trabajan en la institución, como a las féminas que ésta representa. "Es una medida muy simbólica que genera visibilizar e incluir a las mujeres en la realidad habitual y en un entorno muy masculino como la política", ha destacado la parlamentaria.
Además, afirma que sí se emplea lenguaje sexista en la Cámara con ciertas expresiones "peyorativas", también en el ámbito de la mujer, por ejemplo al señalar sólo a diputados, cuando también hay mujeres.
Respecto a las críticas de la vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos, que ve una 'tontería' esta propuesta, la diputada de Compromís ha subrayado que también se percibió así cuando la mujer solicitó el voto, una visión que hoy en día ya no se comparte. "Todos los avances en pro de la igualad y de incluir a las mujeres son positivas, no son una tontería, y a veces las cosas que creemos más insignificantes y con menos incidencia generan una incidencia más alta que grandes propuestas que quedan en papel mojado", ha avisado.
Preguntada sobre si se ha sentido excluida en la Cámara en los apenas tres meses que lleva trabajando en ella, la diputada valenciana sí reconoce que ha habido actuaciones que le han hecho sentirse "menos valorada o reconocida" teniendo el mismo cargo que sus compañeros hombres, y cita a las presidencias de las comisiones, donde hay mayor presencia de varones.
LENGUAJE INCLUSIVO EN LA CÁMARA
A juicio de la vicepresidenta tercera del Congreso, la diputada de Podemos Gloria Elizo, este cambio supondría "un primer inicio" en favor de la igualdad y de un lenguaje no excluyente en la Cámara. "Sería planteable, desde luego que sí. En esa línea me parece adecuada", ha precisado a su entrada de la reunión de la Mesa del Congreso, y preguntada por los medios.
Según ha reconocido, en el Congreso "siempre" se emplean referencias "continuas" al sexo masculino y, por ejemplo, se nombra al 'presidente' o a los 'diputados', cuando también hay presencia de mujeres.
En este sentido, Podemos ha registrado este martes en la Cámara una proposición no de ley, que ayer presentaron en rueda de prensa, para instar a la Cámara a poner en marcha un libro de estilo sobre el empleo del lenguaje inclusivo en el Congreso, que afecte incluso a todas sus comunicaciones oficiales, y no se deje a las mujeres fuera de él.
La diputada por Valencia, Rosana Pastor, comparte también la iniciativa lanzada por Compromís, en favor de la igualdad y mayor representación de la mujer. De hecho, recuerda que, por primera vez, el Congreso de los Diputados cuentan con un 40% de mujeres.
"Esperamos que muy pronto el lenguaje de esta Cámara se adapte y también el nombre con el que denominamos a esta Cámara. En las puertas figura 'Congreso de los Diputados' y consideramos que es el momento de que se articulen los consensos para que ese nombre se pueda adaptar a la realidad social. (...) Probablemente el nombre de Congreso no dejaría a nadie fuera", ha resaltado.
"UN GRAN ACIERTO"
Mientras, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ve "un gran acierto" que Compromís haya planteado esta medida en la Cámara. "Parece mentira que antes nadie hubiera caído en ello. Felicidades a Compromís", ha celebrado.
Por su parte, el portavoz del PNV en la Cámara, Aitor Esteban, considera que "tampoco pasaría nada" si se cambia la nomenclatura oficial del 'Congreso de los Diputados' y se deja en la palabra 'Congreso'. "Habría que cambiarlo también en el texto constitucional. En principio no me parece mal. No pasaría nada", ha concluido.
Desde EH Bildu, Marian Beitialarrangoitia, cree que toda iniciativa que se implemente en favor de la igualdad es "importante", más si cabe cuando en castellano se emplean principalmente términos en masculino.