Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Podemos librarnos de una multa de tráfico por no saber catalán?

Pero en muchos casos, este tipo de reivindicaciones pueden tener ciertas intenciones no tan manifiestas: protestar por el desconocimiento del catalán parece haberse convertido en un modo sencillo de esquivar una multa; además, este tipo de recursos no tienen en cuenta un hecho incontestable: el signo de tráfico 'prohibido aparcar' es universal y este tipo de señales constituyen en sí un lenguaje perfectamente diferenciado y comprensible.
Lo paradójico -y también sospechoso- de este tipo de situaciones es que, en la mayoría de las ocasiones, el contenido de la señal responde perfectamente a la normativa: esta está escrita en catalán y en castellano. El que no se entera, quizá es porque no quiere. A.V.