Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía Municipal de Madrid rescata a 11 galgos abandonados en la Cañada Real

La Policía Municipal de Madrid ha rescatado en la Cañada Real a 11 galgos abandonados que se encontraban encerrados sin agua ni comida, algunos de ellos, atados con alambres y en "pésimas condiciones sanitarias", según han informado desde el Ayuntamiento.
Los animales se encuentran en el Centro de Protección Animal del Ayuntamiento, donde han sido trasladados por el Servicio Veterinario de Urgencias (SEVEMUR).
El rescate se produjo al escuchar los agentes los gemidos de los canes cuando patrullaban por la Cañada Real Galiana, según fuentes del consistorio.
Los primeros en ser localizados fueron nueve perros que estaban en una zona cubierta de escombros, cuatro de ellos encerrados en la parte trasera de una furgoneta, sin comida ni agua y con paja en el suelo para que hicieran sus necesidades, en una atmósfera "irrespirable".
Los otros tres se hallaban en un redil cercado con vallas de obra, atados con alambres, sin comida ni agua, y llenos de parásitos. El suelo estaba cubierto de excrementos y en los alrededores había jeringuillas usadas por toxicómanos, según ha explicado la Policía Municipal.
Los agentes detectaron a una persona que salía de una vivienda con dos perros, una hembra galgo "completamente desnutrida" y en "muy mal estado de salud" y un cachorro de la misma raza.
El equipo del SEVEMUR ha presentado denuncias a los propietarios de los animales, uno de los cuales ya acumula 35 denuncias.
La Policía Municipal de Madrid ha intervenido en otras ocasiones en la Cañada Real Galiana para rescatar animales abandonados. En concreto el pasado abril recuperó dos perros del interior de un vehículo y en el mes de septiembre 13 perros y un caballo, todos ellos en un estado de salud "precario".