Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía Municipal de Madrid detectó en junio a 735 conductores ebrios, de los que 361 fueron detenidos o imputados

La Policía Municipal detectó en el mes de junio a un total de 735 personas que conducían por encima de las tasas de alcoholemia permitidas, de las que se imputó o detuvo a 361 en las calles y carreteras de la capital, según una estadística de la Policía Municipal recogida por Europa Press.
De ellos, 104 de los detenidos o imputados eran por accidentes, 111 por infracciones, 101 en controles de alcoholemia y 45 por síntomas evidentes de conducir bajo los efectos del alcohol.
Los agentes realizaron un total de 15.524 pruebas de alcoholemia a conductores en Madrid. La mayoría de las pruebas se llevaron a cabo en controles policiales (15.145), en infracciones (126) y en accidentes (253). En estos últimos, un total de 112 dieron positivo en las pruebas de alcoholemia.
Por otra parte, la Policía Municipal realizó un total de 832 atestados o partes de accidentes de tráfico en junio con heridos y 215 sin heridos. La mayoría de los partes se efectuaron en los distritos de Salamanca, con 104 siniestros, mientras que la minoría se hicieron en Barajas, con seis, y Villa de Vallecas, con 20 atestados.
Por último, dentro de la labor de formación en Educación Vial, los agentes locales madrileños impartieron un total de 1.548 clases en colegios e institutos. De ellos, 1.319 en Educación Primaria, 86 en parques infantiles de educación vial, 62 en Educación Infantil, 46 en Educación Secundaria, siete en centros de mayores y cero en bachillerato y centros universitarios.