Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Policía Nacional desmantela dos prostíbulos en Murcia y Benidorm con mujeres extranjeras a las que drogaban

La Policía Nacional ha desmantelado dos prostíbulos en Murcia y Benidorm en una operación desarrollada el pasado día 7 que se ha saldado con la detención de cinco personas, dos en la Región y las tres restantes en la localidad alicantina; dos de ellos como presuntos autores de delitos relativos a la prostitución, tráfico de drogas y favorecimiento de la inmigración ilegal; y los tres restantes por infracción administrativa.
De los cinco detenidos, uno es de nacionalidad española, otro rumano, dos paraguayos y un ruso, con edades que oscilan entre los 23 y los 39 años.
Tras el análisis de diversas denuncias y notas de actuaciones policiales, la Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documental (Ucrif) llegó a establecer la existencia de dos establecimientos regentados por la misma persona en los que se podría estar explotando sexualmente a mujeres extranjeras, la mayor parte de ellas sin recursos económicos y/o con hijos a su cargo.
Además, los agentes constataron que a estas mujeres se les estaría suministrando sustancia estupefaciente para que llevasen a cabo los servicios sexuales en condiciones que no admitirían de otro modo, tales como mantener relaciones sin preservativo, con el riesgo para su salud que ello entrañaría.
De cada servicio sexual los detenidos se quedaban con un porcentaje, a lo que se añade las cantidades que cada una de las chicas tenía que pagar en concepto de alquiler de la habitación.
Se ha podido estimar un rendimiento mensual de 18.000 euros de beneficios directos solo en el prostíbulo de Murcia que contaba con seis ciudadanas extranjeras. A ello se añade un control exhaustivo que llevaban los detenidos sobre las prostitutas y la existencia de unas normas coercitivas de funcionamiento interno en cada uno de los establecimientos.
Como consecuencia de las inspecciones realizadas y de la documentación intervenida, al menos 12 chicas que se prostituían o se habían prostituido en esos dos locales se encontraban en situación irregular en España.
En el transcurso de este Operativo Policial se contó con la presencia y colaboración de una trabajadora social perteneciente a la Asociación Apramp (Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida), con el fin de dar una asistencia y atención integral a las mujeres que se encontraban en ambos prostíbulos.
En las inspecciones realizadas se intervino una cantidad de dinero, sustancias estupefacientes, efectos y útiles para el ejercicio de la prostitución, efectos relativos al control, gestión y administración del prostíbulo.
La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documental (Ucrif), tanto de la Jefatura Superior de Policía de Murcia como de la Comisaría Provincial de Alicante.