Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Policía Nacional detiene a 17 personas por falsedad documental y favorecer la inmigración ilegal

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Torre Pacheco a 17 ciudadanos extranjeros, de nacionalidad india o pakistaní y con edades comprendidas entre 20 y 41 años, por delitos de falsedad documental y favorecer la inmigración ilegal.
En concreto, cuatro de los detenidos cobraban por el uso y exhibición por parte de terceros de su legítima documentación. Todos los días laborables, a las cinco de la madrugada, los trabajadores eran trasladados en cuatro autobuses desde la piscina municipal hasta diferentes explotaciones agrícolas.
La investigación se inició tras conocerse la existencia de un gran número de ciudadanos de origen indio o pakistaní dedicados a labores agrícolas en la Región de Murcia, que podrían estar utilizando documentación e identidades falsas.
Las pesquisas realizadas por los agentes les llevaron a la localidad de Torre Pacheco, donde pudieron comprobar que sobre las cinco de la mañana, todos los días laborables, un gran número de personas extranjeras se concentraban en la explanada de la piscina municipal de este municipio con el fin de ser trasladados en cuatro autobuses hasta las diferentes explotaciones agrícolas en las que desempeñaban su labor.
La investigación culminó con un despliegue policial donde se llevó a cabo el control de los pasajeros de los cuatro autobuses, comprobando la identidad de 227 personas.
Los agentes detuvieron a 13 de ellas que carecían de permiso de trabajo y se encontraban en situación irregular. Varios de los arrestados portaban documentación facilitada por otras personas en situación regular.
Posteriormente, se detuvo a cuatro personas más por haber cedido su documentación a terceros a cambio de dinero para que éstos pudieran exhibirla si les era solicitada.
La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Unidad contra las Redes de Inmigración ilegal y Falsedad documental (Ucrif) de la Jefatura Superior de Murcia junto con la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y la Ucrif de la Jefatura Superior de Valencia.