Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía Nacional desmantela un grupo organizado autor de más de 20 robos en chalés de la Costa del Sol

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado un grupo organizado especializado en el robo con fuerza, en ocasiones con violencia e intimidación, en chalés y viviendas de lujo en la Costa del Sol. En la operación se ha detenido a siete personas, --de nacionalidad española, albanesa y rumana--, a las que se les imputan, hasta el momento, 20 asaltos a domicilios de la Costa del Sol.
Los agentes han practicado, además, cuatro registros en domicilios vinculados con miembros de este grupo en las localidades de Estepona (Málaga), Salou (Tarragona), Cambrils (Tarragona) y Madrid, ha informado la Policía Nacional este jueves en un comunicado.
En total se han intervenido más de 16.000 euros en efectivo y numerosas joyas, relojes, bolsos de prestigiosas marcas, ordenadores y teléfonos móviles valorados en más de 200.000 euros.
Los miembros de este grupo establecían una vigilancia previa a los domicilios que pretendían asaltar, principalmente viviendas unifamiliares de lujo, antes de cometer los robos. Usaban sofisticados dispositivos electrónicos incluso contaban con sistemas que les permitían observar el interior de las viviendas a través de los circuitos cerrados de televisión instalados en los inmuebles.
En los registros practicados, los agentes han intervenido, asimismo, un escáner de frecuencias de videocámara y un inhibidor. Cuando los asaltantes lograban acceder a las viviendas, su objetivo principal era localizar el dinero en efectivo, joyas y otros efectos de valor.
Se estima que los arrestados habrían obtenido más de 300.000 euros de botín en las decenas de robos cometidos en la Costa del Sol, especialmente en zonas de alto poder adquisitivo de Marbella y Estepona.
Para cometer los asaltos, los miembros del grupo criminal se desplazaban a lo largo de la costa mediterránea española y se alojaban temporalmente en viviendas de Málaga, Alicante, Tarragona y Madrid.
La investigación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo de Robos de la UDEV Central de la Comisaría General de Policía Judicial, agentes de la Udyco de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría de Málaga, agentes de la Udyco de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría de Alicante y agentes de la Udyco de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña.