Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía Nacional registró un total de 1.967 delitos de abusos sexuales a menores el año pasado

Cosidó pone en valor el Registro Central de Delincuentes Sexuales tras el caso de la niña de 17 meses arrojada por la ventana de un primer piso de Vitoria
Los delitos relacionados con abusos sexuales a menores en el conjunto de la demarcación de Policía Nacional ascendieron a un total de 1.967 casos el pasado año 2015, lo que representa un incremento del 8 por ciento, según ha avanzado este miércoles, 27 de enero, el director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó.
Así lo ha indicado Cosidó en un discurso pronunciado durante la inauguración en Madrid de la 'I Jornada sobre riesgos que afectan a menores', donde ha apuntado que los que se refieren a la violencia de género entre menores ascendió el pasado año en un 14 por ciento.
Según ha explicado durante su intervención, el objetivo del plan estratégico de la Policía Nacional es la erradicación de la violencia ejercida contra el menor, también en el entorno familiar.
En este sentido, Cosidó se ha referido al caso de la niña de 17 meses que fue arrojada por la ventana de un primer piso de Vitoria por un hombre que, previamente, podría haber abusado sexualmente de ella; y al caso del niño que suicidó en octubre en Leganés (Madrid).
A su juicio, "estos casos que tanto han impactado a la opinión pública han resituado el foco en el cuidado y el protección" que requieren los menores asaltados a veces por circunstancias que no son capaces de gestionar o de resolver o ante los cuales no tiene capacidad.
Además, el director general de la Policía Nacional ha agregado que "ante los mas de 11.000 casos" que se presentan cada año en las comisarías españolas "no basta con una condena puntual", sino que hay que actuar para proteger mejor al colectivo "más vulnerable" de la sociedad.
RIESGOS "MUY DISPARES"
De este modo, ha defendido que los riesgos que afectan a los menores son "muy dispares", pero ha apuntado que todos ellos tienen un común denominador, la "especial vulnerabilidad" de las víctimas. Por esta razón, ha recordado que proteger a los menores es "una tarea de todos" y ha agregado que el trabajo debe ser abordado de forma integral, con la actuación coordinada de muchos especialistas.
"Proteger a la infancia significa tomarnos en serio la importancia de nuestro principal activo, las generaciones que nos sucederán", ha expresado Cosidó, al tiempo que ha advertido de que es "imprescindible" tomar conciencia de que existen "problemas relacionados con la seguridad de los menores, como profesionales y como padres".
De este modo, ha marcado como principales riesgos a los que se enfrentan los menores en España el acoso escolar, el consumo de alcohol y estupefacientes entre los jóvenes, las existencia de bandas juveniles, la peligrosidad del abuso en el uso en Internet y las redes sociales, los secuestros internacionales, la trata de menores, la captación por parte de organizaciones terroristas o la pérdida de autoridad moral de los profesores o de los propios padres, entre otras.
Desde su punto de vista, todos estos riesgos constituyen una serie de retos ante los cuales es necesaria la formación, la colaboración y la prevención, así como generar una cultura de utilidad de las tecnologías, respeto y aceptación a las personas, educación en prevención del consumo del alcohol o drogas, y el amparo y la protección prioritaria de los menores ante posibles casos de violencia o de abusos.
Por otra parte, el director general de la Policía Nacional ha puesto en valor el Registro Central de Delincuentes Sexuales tras el caso de la niña de 17 meses que fue arrojada por la ventana de un primer piso de Vitoria por un hombre que, previamente, podría haber abusado sexualmente de ella.
En declaraciones a los medios de comunicación, después de inaugurar en Madrid la 'I Jornada sobre riesgos que afectan a menores', Cosidó ha destacado la creación de este Registro de Agresores sexuales que, según ha indicado, debería permitir a las Fuerzas de Seguridad "tener un conocimiento más preciso de aquellas personas que tengan antecedentes de este tipo de conductas".
Así se ha expresado el director general de la Policía Nacional, tras conocerse que el hombre de 30 años que arrojó este lunes a la niña de 17 meses por la ventana desde un primer piso en Vitoria es un profesor de música de Sevilla. "Vamos en la línea de tener más información y de intercambiarla más entre las distintas instituciones", ha agregado.
Finalmente, al ser preguntado sobre los datos que se disponen en relación con el presunto agresor, Cosidó ha explicado que se trata de un caso que, al haberse producido en Vitoria, está siendo investigado por la policía autónoma vasca. "No tengo más información", ha zanjado.