Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía no abandona ninguna hipótesis sobre la desaparición de Marta

La investigación policial sobre el paradero de Marta del Castillo, la joven de 17 años desaparecida desde el pasado 24 de enero en Sevilla, sigue partiendo de la hipótesis de que su desaparición fue involuntaria, aunque no se ha abandonado "al cien por cien" ninguna otra posibilidad.
Así lo ha manifestado hoy a los periodistas el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, durante una visita a unas obras del fondo estatal ejecutadas en Atarfe (Granada).
El hecho de que la investigación policial se esté centrando "fundamental e intensamente en la hipótesis de la desaparición involuntaria" no quiere decir que las otras posibilidades no se investiguen porque no se podrá abandonar una línea por completo "hasta que no esté confirmada que la otra es la cierta", ha precisado el delegado.
Ha puesto como ejemplo de ello el que hace unos días recibieron dos informaciones: una de "cierta fiabilidad" que situaba a Marta en una provincia limítrofe de Sevilla y otra, recibida unas 24 horas después, que la ubicaba en un pueblo de la provincia sevillana.
La Policía ha inspeccionado en las últimas horas las alcantarillas del entorno del domicilio de Marta del Castillo, y sigue buscando algún tipo de pista en los márgenes del río y los parques de los alrededores.
Junto al rastreo del subsuelo, que tuvo lugar la tarde noche de ayer y se centró principalmente en las alcantarillas del entorno más próximo al domicilio de la joven, unidades policiales de moto y a caballo rastrean hoy los alrededores de la zona hasta un radio de distancia de "una hora u hora y media", mientras continúa la búsqueda de pistas en los márgenes del río y los parques de los alrededores, según López Garzón.