Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía cree que el cuerpo de Marta del Castillo no está en la zanja de Camas

El cuerpo de Marta ya se buscó muy cerca de donde ahora se había solicitado reiniciar la búsqueda. Foto: EFEtelecinco.es
La Policía no confía en que el cuerpo de Marta del Castilo esté en Camas (Sevilla), donde ya se buscó y no se encontró nada. El comisario jefe de la Brigada Provincial de Policía Judicial ha elevado al Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla el informe solicitado en cuanto a la "idoneidad, instrumentalidad y viabilidad" de reanudar la búsqueda del cadáver de la joven Marta del Castillo en una zanja de la localidad aljarafeña de Camas, un lugar ya excavado y rastreado por el Cuerpo Nacional de Policía en octubre sin que se hallasen restos de la menor.
En función de la petición cursada a través de un auto el pasado 10 de noviembre, el comisario jefe de la Brigada Provincial de Policía Judicial ha remitido un informe con destino al juez Francisco de Asís Molina, quien ahora habrá de adoptar una decisión en cuanto a la reanudación o no de los trabajos de búsqueda en esta zona de Camas. 
Según el informe policial, esa zanja ya estaba sellada una semana antes de que la joven desapareciera. La empresa constructora que selló la zanja ha remitido fotografías a la policía. Sin embargo, algunos vecinos de la zona indican que la zanja estaba abierta en la noche de la de desaparición de Marta.
El auto obedecía a la petición realizada por los padres de la joven desaparecida la noche del 24 al 25 de enero de 2009 en el domicilio de su ex novio Miguel Carcaño.
En concreto, los padres de Marta del Catillo Casanueva habían solicitado al juez que ordenase una nueva inspección policial, previa excavación y levantamiento, del terreno circundante a una tubería soterrada ubicada en las inmediaciones del domicilio de la familia de Camas con la que convivía el asesino confeso, Miguel Carcaño, por entonces emparejado con una menor de 14 años de edad.
En este sentido, señalaba el auto remitido al Cuerpo Nacional de Policía la "responsabilidad agotar cualquier posibilidad de búsqueda", aunque justifica que con carácter previo a que judicialmente se ordene una excavación o movimiento de terrenos en la concreta localización que se propone, "es preciso que la Policía investigue la hipótesis de trabajo sugerida e informe al Juzgado de su idoneidad, instrumentalidad y viabilidad", ordenando así a la Brigada Provincial de Policía Judicial que realizase "cuantas investigaciones sean precisas y oportunas para informar al juzgado sobre la viabilidad" de la nueva búsqueda.