Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía desarticula en Málaga un grupo dedicado al tráfico de drogas e interviene 1.900 plantas de marihuana

La Udyco de la Comisaría de Policía Nacional de Fuengirola (Málaga) ha llevado a cabo una investigación que ha permitido desarticular un grupo organizado presuntamente dedicado al tráfico de drogas y ha intervenido 1.900 plantas de marihuana.
Además, se ha detenido a cuatro personas de nacionalidad holandesa, de entre 31 y 50 años, que llevaban a cabo operaciones de narcotráfico entre España y Holanda, según ha informado la Policía Nacional a través de un comunicado.
Los investigadores tuvieron conocimiento de que en una nave industrial situada en un polígono de Málaga se encontraba oculto un gran invernadero dedicado al cultivo de plantas de marihuana. La organización había preparado el habitáculo con bombillas de alta presión y tubos de aluminio para la extracción y circulación del aire.
Los miembros que controlaban el estupefaciente habían realizado una acometida ilegal de la corriente eléctrica para la alimentación energética. Tras varias pesquisas, los agentes averiguaron que la banda utilizaba también otras dos viviendas de Fuengirola, concretamente en la zona de Torreblanca.
El operativo concluyó con la detención de las cuatro personas que el momento del arresto portaban 450 gramos de marihuana. Además, en los cinco registros practicados los agentes se incautaron de 1.900 plantas de marihuana, 7,5 kilos de marihuana ya recolectada, 1.060 euros en efectivo, efectos para el cultivo y diversa documentación.
A los arrestados, entre los se encontraba el líder de la red y los miembros dedicados a las tareas de guarda, custodia, cuidado y recolección de la droga, se les imputa el delito de pertenencia a grupo criminal, delitos contra la salud pública y de defraudación de fluido eléctrico, han apuntado, y han agregado que el destino final de las sustancias estupefacientes era Holanda.