Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía rescata a siete galgos que estaban desnutridos y deshidratados en una casa abandonada de Carabanchel (Madrid)

La Policía Municipal de Madrid ha rescatado a siete galgos, entre ellos varios cachorros, en una vivienda abandonada de Carabanchel que estaban encerrados en el patio del inmueble padeciendo altas temperaturas, deshidratas, desnutridos y cubiertos de excrementos.
Según informa el Ayuntamiento de Madrid, los agentes acudieron a la vivienda tras la queja de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Madrid, que dio "la voz de alarma sobre la grave situación" en la que se encontraban estos perros y permitió así a la Policía Municipal recuperarlos y presentar la correspondiente denuncia por delito penal.
Agentes de la Unidad de Medio Ambiente acudieron a la finca privada de la calle General García de la Herranz. Allí comprobaron que en la parte delantera de un patio de unos 20 metros se encontraban los siete perros, entre ellos varios cachorros, en un "lamentable estado".
Los agentes comprobaron que apenas podían moverse, deshidratados, expuestos a las altas temperaturas, sin comida ni agua y viviendo entre excrementos y enseres abandonados.
Ante las gravedad de la situación de los canes, intervino una veterinaria de la Junta Municipal del distrito y miembros del Servicio Veterinario Municipal de Urgencias (SEVEMUR) quienes les dieron comida y agua hasta que la Policía abrió la verja del patio.
Cuando se procedió a la lectura de chip para la identificación de los animales, solo uno de ellos disponía del mismo. Todos los perros fueron trasladados al Centro de Protección Animal, donde actualmente continúan recibiendo las atenciones y cuidados necesarios.
El Ayuntamiento explica que en este tipo de actuaciones Policía Municipal de Madrid instruye diligencias penales dirigidas a la Fiscalía de Medio Ambiente puesto que el maltrato a los animales está tipificado como un delito en el Código Penal y supone una condena de tres meses a un año de prisión.