Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía busca a un antiguo soldado por supuestamente suplantar e injuriar en Internet a uno de sus mandos

La Jefatura Superior de la Policía Nacional de Ceuta ha identificado y sigue buscando incluso al otro lado del Atlántico a un antiguo militar de origen ecuatoriano por supuestamente usurpar la identidad e injuriar en Internet a uno de sus mandos y a antiguos compañeros, de quienes decía que se dedicaban "al tráfico de sustancias estupefacientes y tabaco".
Según ha informado la Policía Nacional este jueves en un comunicado, la Jefatura tuvo conocimiento de los hechos el año pasado, cuando un varón cuya identidad responde a las iniciales A.J.S.M. se personó en la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano "para notificar que una persona desconocida había suplantado su identidad en una conocida red social utilizando su nombre, apellidos, lugar de residencia y de trabajo, etcétera".
El suplantador se dedicaba, además, a la publicación de comentarios en un diario digital de la ciudad autónoma en el mismo sentido injurioso. La Brigada de Policía Judicial se hizo cargo de las investigaciones, que permitieron identificar "plenamente" a S.A.S.J., de 32 años de edad, como presunto autor de los hechos denunciados.
"Se da la circunstancia --ha reseñado la Jefatura-- que el identificado formó parte de la compañía del denunciante, que era su mando, cuando estuvo destinado en Ceuta". Ambos mantuvieron, además, durante su relación profesional "diversos enfrentamientos que originaron la incoación de varios expedientes disciplinarios" y que podrían ser, a juicio de la Policía, "el detonante de las injurias y la suplantación de identidad".
S.A.S.J., con antecedentes, permanece en paradero desconocido y la Jefatura cree que podría haber regresado a su país de origen, por lo que mantiene abiertas actuaciones para su localización.