Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Presidente de la CHE subraya que la situación "es de normalidad" y no espera daños por la crecida del Ebro

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, ha subrayado que la situación es "de normalidad" y ha afirmado que no se esperan daños "de ningún tipo" en las motas y defensas del río por la avenida ordinaria del Ebro.
"Van a ir bajando los caudales y en Zaragoza se esperan esta noche entre los 1.200 y 1.300 hectómetros cúbicos" cuando llegue la punta de la crecida, por lo que "es una avenida dentro de lo ordinario y no se esperan daños significativos", aunque se inunden "algunos campos cercanos a la ribera del río", ha observado.
Así, seguirán registrándose precipitaciones esta semana "pero la cota de nieve va a bajar y no esperamos que aumenten los caudales", sino que se mantendrán en cifras "importantes, pero no va a haber ningún aumento ni pensamos en una avenida de tipo extraordinario", ha recalcado, para insistir en que la situación "es de normalidad".
El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, ha realizado estas declaraciones a los medios de comunicación durante su visita al municipio zaragozano de Morata de Jalón, donde ha conocido las obras de rehabilitación del Palacio de los Condes de Argillo.
Según los datos actualizados del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la CHE, el Ebro a su paso por Castejón (Navarra) alcanza los 5,55 metros de altura y los 1.072 metros cúbicos por segundo; mientras que el caudal sigue en aumento en Zaragoza, donde el río pasa con 1.097 hectómetros cúbicos y 3,45 metros de altura.