Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primer día de luto en Benacazón por los cuatro fallecidos en la fábrica de pirotecnia

El Ayuntamiento de Benacazón (Sevilla) ha declarado tres días de luto oficial en la localidad en señal de respeto por los cuatro trabajadores fallecidos en la explosión de una fábrica de pirotecnia. 
De esta forma todas las banderas de los edificios municipales tienen previsto ondear a media asta hasta el próximo domingo. Además, el Consistorio de la localidad suspenderá todos los actos y actividades programadas para estos días.
En pleno extraordinario, celebrado a última hora del jueves, la alcaldesa del municipio, Juana María Carmona (PSOE), ha manifestado la "consternación" de todos los vecinos por un siniestro que, según ha dicho, es "el más grave que conoce Benacazón". "Esperamos que no pase más el suceso que desgraciadamente hemos vivido", ha apuntado.
Con esta declaración institucional, Carmona ha mostrado la condolencia y solidaridad a las familias de los fallecidos, a quienes ha ofrecido la sala Multiusos del Ayuntamiento como capilla ardiente para velar a las víctimas (Antonio Morales Roldán, Antonio Garrido Pérez, Juan Garrido Garrido y Manuel Gijaro Marquéz), así como al varón que permanece ingresado en estado "crítico" en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de la capital hispalense, Alejandro del Valle Cabrera.
Por último, los miembros de la corporativa guardaron cuatro minutos de silencio, "uno por cada una de las víctimas", expresando así las condolencias de un pueblo que está "totalmente destrozado y hundido".
Por otro lado, se ha confirmado que los cuatro trabajadores recibirán sepultura este sábado. El sepelio tendrá lugar a primera hora de mañana, y a él asistirá el arzobispo de Sevilla, Monseñor Juan José Asenjo. EPF