Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primera mujer piloto de caza número uno de su promoción

Rocío González ha sido la mejor de su promoción. Foto: Ministerio de Defensatelecinco.es
Cada año, la Base Aérea de Talavera la Real recibe a los mejores alumnos de cada promoción de la Academia General del Aire para recibir la instrucción correspondiente a la fase caza y ataque, y convertirse en pilotos de combate del Ejército del Aire.
La formación aeronáutica que reciben durante un curso escolar, además de asignaturas teóricas de vuelo y académicas, consta de dos fases de vuelo diferenciadas. En la primera, los pilotos-alumnos se familiarizan con el avión F-5, haciendo misiones de tráfico, acrobacia, instrumentos y formaciones básicas. Durante la segunda fase, se especializan en combate aire-aire y misiones aire-suelo, incluido lanzamiento en polígono de tiro. En total realizan unas 90 horas de vuelo más 45 horas de simulador.
La posición final obtenida por los alumnos se basa en evaluaciones diarias, que finalmente son calificadas tras la superación de las diferentes fases de que consta el curso.
Una placa en un lugar preferente
Todos los nombres de los números uno de cada promoción figuran en una placa en un lugar preferente de la Base. Este año, por primera vez, el nombre de una mujer brillará en este lugar de honor, ya que la alférez Rocío González Torres ha obtenido la calificación más alta entre sus compañeros.
Por la escuela de Talavera la Real, desde su fundación en el año 1953, han pasado más de 2.000 alumnos, de los cuales sólo 1.415, incluidos los de la última promoción, han finalizado el curso, convirtiéndose en pilotos de combate del Ejército del Aire Español. BQM