Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Remite la fiebre del sacerdote Pajares y aumentan las señales de recuperación

El sacerdote Miguel Pajares y la hermana Juliana Bohi han pasado su primera noche en el hospital Carlos II de Madrid. Él permanece sin hemorragias y la fiebre remite. Ella ha dado negativo en las pruebas del virus pero se le repetirán para reconfirmar. La Orden de San Juan de Dios, a la que pertenecen los religiosos, asumirá los gastos y responsabilidades que le pida el Gobierno, según han explicado en rueda de prensa.

Miguel Pajares ha pasado su primera noche en la habitación de aislamiento del hospital Carlos III. Según los médicos que le atiendenla fiebre remite, no tiene hemorragias -un síntoma muy significativo- y respira solo. Las señales de recuperación van aumentando según los médicos.
A la hermana Juliana Bohi le harán de nuevo más pruebas en los próximos días para reconfirmar el negativo que ya ha dado. No obstante, sigue en aislamiento.
Ambos son atendidos por dos facultativos de la Unidad de Medicina Intensiva, cuatro enfermeras y dos auxiliares de enfermería por cada turno. El sacerdote ha pedido que no den partes médicos sobre su evolución.
La Orden de San Juan de Dios, a la que pertenecen los dos religiosos, se hará cargo del parte de los gastos de repatriación, que les exija el Gobierno. No obstante, han señalado que no han recibido requerimiento alguno por parte de Sanidad.